Comprar Productos Bio3
Tienda Europa

Comida refrescante para aliviar el calor

ensalada-berrosCon estas temperaturas, ¡qué poco apetecen los platos calientes! Lo que nos pide el cuerpo son comidas refrescantes y ligeras:ensaladas, sopas frías, fruta, gazpacho… Así que pongámonos manos a la obra y disfrutemos de las recetas más fáciles de preparar ahora que el sol aprieta.

¡A la rica ensalada!
Por algo son uno de los pilares de la dieta mediterránea y es que las ensaladas le son a la comida lo que los protectores a la piel durante el verano. Forman parte de la base de nuestra alimentación y ayudan a que nuestra dieta sea más sana y equilibrada.

Podemos consumirlas durante todo el año, pero en esta época es cuando más nos las pide el cuerpo. Es increíble la variedad de ensaladas que existen, de hecho no hay una igual a otra, todo dependerá del cocinero, de la temporada, de los gustos y de la ocasión.

¿Qué nos aportan?
Uno de los secretos para no sufrir tanto calor en la temporada estival es no tomar comidas copiosas, por eso este plato es uno de los preferidos por muchos. Gracias a su contenido en hortalizas y vegetales no solo nos sacian, sino que nos ayudan a mantener la piel nutrida e hidratada. Son fáciles de preparar, se elaboran con gran parte de los alimentos de la temporada y los más exóticos pueden dar rienda suelta a su creatividad añadiendo a sus platos variantes como piña, aguacate o mango.

El éxito de los platos fríos y el gazpacho
El gazpacho es la estrella de las sopas frías. Fuente de vitaminas, fibra vegetal, ácidos grasos poliinsaturados, sales minerales y glúcidos es ideal para personas sujetas a estrés, convalencientes de enfermedades e incluso sujetos a dietas de adelgazamiento. Para todos, en cualquier época, cualquier comida, como plato principal o entremés brilla con luz propia en las mesas españolas.

¿Qué le doy de comer al niño?
Ahora que tanto los niños como los mayores tienen vacaciones, además de disfrutar con ellos en la playa también debemos vigilar lo que comen. Las temperaturas son más altas y ellos no paran de moverse de un sitio hacia otro, por lo que necesitarán más energía de la normal. La clave en esta época es la frescura y los carbohidratos. Además los expertos recomiendan que los más pequeños de la casa coman de cuatro a seis veces al día.

La hidratación será lo más importante, siempre llevaremos en la mochila o bolsa de la playa una botella de agua fresquita, descartando los refrescos y los jugos artificiales. Además se recomienda llevar alguna pieza de fruta para que se mantengan hidratados y llenos de energía.

Cuando subimos de la playa y a la hora de preparar la comida lo más recomendable es ofrecerles a sus hijos una dieta rica en carbohidratos: pasta, pan, arroz y galletas. No habrá que olvidar en una dieta equilibrada las proteínas ( que podemos encontrar en alimentos como la carne, el pollo, los mariscos, el huevo y los productos lácteos) siempre y cuando no se den en exceso.

Y de postre para los mayores… sorbete de limón
Entre los preferidos destaca el sorbete de limón. ¿Cómo prepararlo? Necesitamos una batidora potente, una barra de helado de limón de un kilo una botella de cava y hielo. Se mezcla, se bate, se añade paciencia al asunto y… voilá, listo para tomar.

Fuente: Europa Press

Envía tu comentario

Por favor, escribe tu nombre

obligatorio

Por favor, escribe un email válido

obligatorio

Por favor, escribe tu comentario

Licencia Creative Commons  2014 Bio3 Blog :: salud y belleza natural | Cookies

Diseño Web ProsiNet

Powered by WordPress