chica cuidado pielDurante estos meses en especial, aunque deberíamos de hacerlo durante todo el año, es importante proteger nuestra piel cuando la exponemos a la luz intensa del sol. Esto puede dañar las células de nuestra piel, aumentando las posibilidades de sufrir cáncer de piel. Por este motivo os vamos a dar 6 consejos básicos que deberás tener en cuenta para mantener una piel saludable.

1. Piensa en el tiempo que vas a estar expuesta al sol. Es necesario calcular el tiempo que necesitarás protección solar. Para ello tienes que multiplicar el tiempo de protección natural de tu piel por el factor de protección solar. ¿Cómo lo hacemos? ¡Muy fácil! Por ejemplo, si tienes una piel clara, durante 10 minutos tiene protección natural, por lo que si multiplicas este valor por un factor 15, tendremos protección para 150 minutos, interesante, ¿verdad? Normalmente la duración de la protección natural de nuestra piel estaría entre los 10 y 30 minutos (dependiendo de tipo de piel).

2. No te expongas al sol durante las horas centrales del día. Es un consejo que nos han dado hasta la saciedad, pero no por ello tienes menos importancia. Durante los meses de verano, realizamos más actividades al aire libre pero debemos evitar las horas centrales que comprenden desde las 12 de la mañana hasta las 4 de la tarde, donde el nivel de radiación solar es mayor.

3. Planea tu exposición. Si vas a tomar el sol, es importante prepararte para ello, y aplicarse la protección solar aproximadamente 30 minutos antes de realizar esta práctica. Muchos de los protectores no actúan de manera inmediata y sólo de esta manera nos aseguramos la protección.

4. Elegir el factor adecuado teniendo en cuenta tus necesidades. Cuando decidas comprar una crema de protección solar, debes tener en cuenta aspectos como tu tipo de piel o cuánto tiempo vas a estar al sol. Es recomendable comprar cremas con factor alto durante las primeras semanas de verano. En este sentido, es igualmente importante adquirir cremas solares que ofrezcan un 100% de protección y que sean fiables. ¡En este sentido lo barato sale caro!

5. Protégete desde el interior. Además de la protección exterior con crema solar, es necesario complementar con sustancias que nos cuiden desde el interior. Por esto os recomendamos tomar Resveratrol, potente antioxidante que ralentiza la oxidación de los radicales libres por la exposición al sol, y colágeno hidrolizado de alta absorción, para luchar contra la exposición ambiental y una menor renovación celular evitando así los signos asociados con el envejecimiento como piel apagada, sin brillo, áspera o seca.

6. ¡Cuídate después de tomar el sol! Es importante lavar bien nuestra piel con el objetivo de eliminar cualquier resto de sustancia como cloro o crema solar. Una vez tengamos limpia nuestra piel, debemos aplicar loción afftersun, aplicándola de forma correcta para que nuestra piel la asimile. También es recomendable aplicar cremas con aloe vera para calmar nuestra piel.

Y tú, ¿cómo cuidas tu piel en verano?

Te ha gustado?...haz un comentario