El helado de té verde no solo supone un modo original de tomar esta aromática infusión, sino que el helado resulta realmente original, muy disitinto a los típicos sabores a fresa o limón.

Dificultad: Baja
Número Comensales: 6

Ingredientes:

3 cucharadas soperas de té verde Matcha
125 g de azúcar blanca.
500 ml de leche.
500 ml de nata líquida.
6 yemas de huevo

Preparación:

Poner la leche en un cazo, añadir el té y llevar a ebullición a fuego lento. Cuando empiece a hervir apartar y dejar reposar de 5 a 7 minutos. Después revolver bien la mezcla.

En un recipiente apto par el baño maría mezclar el azúcar y las yemas hasta obtener una mezcla homogénea de color pálido. Seguidamente incorporar la leche tibia y mezclar bien.

Colocar la mezcla al baño maría y cocer suavemente sin dejar de remover. Cuando se esté espesando retirar y seguir removiendo un rato mas. Después dejar enfriar.

Una vez frío añadir la nata, mezclar bien y verter en un recipiente metálico. Meter en el congelador durante 3-4 horas hasta que el borde se congele.

Sacar del congelador, poner la mezcla en otro recipiente y batir hasta que quede cremosa y espesa.

Volver a meterlo en el congelador y repetir la operación dos veces más.

Finalmente colocar en una fuente, cubrir con papel film y dejar reposar en el congelador hasta el día siguiente.

Sacar del congelador y colocar en el frigorífico durante 3 minutos antes de servir. Colocar en un bowl el helado en forma de bolas y como adorno se puede colocar un barquillo o unas virutas de piel de naranja.

Fuente: Akari Design

Te ha gustado?...haz un comentario