Éste es el peso extra con el que todos solemos acabar las fiestas navideñas. Para perderlos, ponte manos a la obra inmediatamente con el plan detox que te proponemos. Además, te servirá para eliminar las toxinas acumuladas por los excesos.

Las Navidades pasan, pero los kilos se quedan. Al probarte la ropa notas que te aprieta y se te marca demasiado. Son los famosos dos kilos que todos engordamos de promedio durante las fiestas navideñas. Parte de ese volumen extra es debido a la hinchazón y la retención de líquidos por el exceso de alcohol, alimentos salados (canapés, quesos, embutidos, salsas, frutos secos…) y cantidades excesivas.

Además de recuperar tu peso, tu cuerpo te pide una limpieza interior. Para conseguirlo, te proponemos una dieta sencilla, ligeramente hipocalórica, que te ayudará a eliminar toxinas y a volver a tu talla en menos de un mes. Pero cuidado, si hablamos de sobrepeso u obesidad, acude a la consulta de un endocrino o un nutricionista.

El objetivo de la primera semana es abandonar los excesos y llevar una alimentación lo más sana posible, evitando los alimentos cargados de toxinas, como las carnes rojas, los dulces y el alcohol. Necesitamos ayudar al organismo (sobre todo al hígado) a limpiarse después de los excesos alimenticios que hemos cometido. Además de bajar volumen, esto se traducirá en una piel más luminosa.

  • Pautas. Además de comer muy sano y ligero (alimentos naturales, nada procesado) debes aumentar la ingesta de líquidos, sobre todo agua (comienza el día con un vaso de agua tibia). Evita la carne y el pescado y toma infusiones desintoxicantes, sopas y verduras drenantes (haz los purés sin nata ni queso). Entre horas, toma fruta fresca, yogures desnatados o tortitas de arroz inflado.
  • Ejemplo desayuno. Si no tienes mucha hambre, prepárate una ensalada de fruta fresca (manzana, frutos rojos, piña, medio plátano…) con una cucharada de germen de trigo y una pizca de canela (tiene efecto saciante) + un yogur desnatado (puedes mezclarlo con la fruta). Si necesitas algo más consistente toma un té verde o un vaso de leche de arroz o avena, con una tostada de pan integral con aceite de oliva y mermelada sin azúcar añadido.
  • Entre horas. Una infusión drenante (hinojo, té verde, diente de león) + 3 nueces, una tortita de cereales o un racimito de uvas. Si tienes mucha necesidad de dulce, tómate un par de onzas de chocolate negro puro.
  • Ejemplo de comida. Ensalada de vegetales frescos drenantes (rábano, pepino, endivias, hinojo, lechuga, zanahoria) con semillas de sésamo (rico en calcio) y aliñada con una cucharada de aceite de oliva virgen y vinagre de manzana (depurativo). De segundo, un plato de arroz integral con verduras, pasta integral o pavo a la plancha. De postre, una manzana asada, un yogur desnatado, dos rodajas de piña natural, compota sin azúcar + una infusión drenante o un té verde.
  • Ejemplo de cena. Sopa o puré de verduras sin nata ni quesitos + una tortilla francesa con perejil, tofu a la plancha, trucha al horno o fiambre de pavo. De postre, una manzana asada, compota de frutas sin azúcar, un yogur desnatado y una infusión relajante.
  • Pan. No lo elimines, sobre todo si eres de comer bien. Incluye una porción pequeña de pan integral (de espelta, centeno) en cada comida pero prescinde del pan de molde (contiene grasa y azúcares) o el blanco, con mayor índice glucémico.

Semana antivolumen

Tras limpiar tu organismo de toxinas, tu cuerpo empezará a deshincharse, sobre todo las zonas conflictivas. Para ayudar a tu metabolismo, reduce la sal en las comidas, come mucho pescado y verduras. Continúa con las infusiones y que una botellita de agua te acompañe a todas partes.

  • Ejemplo de desayuno. Un vaso de leche de avena o un yogur desnatado con dos biscotes integrales o una rebanada de pan de centeno con aceite de oliva. O una pieza de fruta más un yogur desnatado.
  • Entre horas. Sigue con las infusiones drenantes y toma frutas como piña, papaya, frutos del bosque y cítricos.
  • Ejemplo de comida. Un filete de pollo, pavo o pescado a la plancha con especias y verduras al vapor. O pasta integral con verduras (brócoli, alcachofas, calabacín…). Puedes añadir una porción de pan integral. De postre, prepárate una infusión drenante de hinojo, comino y anís.
  • Ejemplo de cena. Sopa de verduras (añádele apio, algas, puerros o cebolla) + pollo a la plancha, un huevo duro o pescado blanco a la plancha, al vapor o en papillote aderezado con especias. Termina con una tisana depurativa.

Semana quemagrasa

Una vez que tu cuerpo ha eliminado toxinas y líquidos, empezará a tirar de las reservas de grasa acumuladas, sobre todo en nalgas y abdomen. La clave está en aumentar la ingesta de calorías y reducir la de hidratos para adelgazar perdiendo masa grasa y no muscular (no pasarás nada de hambre). Pero ojo, este tipo de alimentación no puedes seguirla habitualmente, pasada la dieta tienes que volver a comer de todo en cantidades moderadas.

  • Ejemplo de desayuno. Un par de huevos cocidos o pasados por agua, 200 g de queso fresco o 50 g de jamón serrano + un zumo de naranja natural, un kiwi o compota de manzana. Entre horas. Fiambre de pavo, un yogur desnatado, queso fresco o una lata de atún al natural más una infusión.
  • Ejemplo de comida. Ensalada de brotes verdes, alcachofas asadas, tomates cherry con espinacas + carpaccio de ternera, gambas o atún, ternera a la plancha, dorada al horno o dos huevos duros. De postre, un plátano pequeño, una manzana asada, piña o papaya natural.
  • Ejemplo de cena. Ensalada de tomates y canónigos, verduras hervidas, pimientos asados + fiambre de pavo, merluza en papillote, tortilla francesa. De postre, queso fresco con canela en polvo, un yogur desnatado o una manzana asada.

Fuente: Terra

  1. Bueno psa mi la verdad me parace una pajina supér bueno por qe gracias a esas sujerencias me he logrado desacer de muchos quilitos de mas gracias

Te ha gustado?...haz un comentario