El té verde digerido protege el cerebro contra el desarrollo del Alzheimer y otras formas de demencia, además de ayudar a evitar el cáncer, ha revelado un estudio reciente, realizado por científicos de la Universidad Newcastle de Inglaterra.

Hasta ahora, se había constatado que los componentes de este té eran buenos para el organismo, pero se desconocía el efecto de ellos tras la digestión, proceso en que los alimentos pueden perder algunas propiedades.

Según los investigadores, el presente estudio ha demostrado que cuando el té verde es digerido por las enzimas presentes en los intestinos, las sustancias químicas resultantes son incluso más protectoras de lo que lo son las del té verde no digerido.

En pruebas llevadas a cabo en laboratorio, se expusieron células a diversas concentraciones de compuestos de té digerido. Así, se comprobó que estas concentraciones evitaban que las toxinas a las que se expusieron las células las destruyeran.

Fuente: Yaiza Martínez / Tendencias21

Te ha gustado?...haz un comentario