A los 800.000 dólares que ha cobrado por posar con su bebé en la portada de ‘People’, Jessica Simpson suma 4 millones más por convertirse en imagen de un plan de adelgazamiento que le ayudará a recuperar la figura.

“Contentos de ser parte de la familia de Weight Watchers”. Con estas palabras confirmaba Jessica Simpson las informaciones que desde hace una semana circulaban. La ‘celebrity’ que dio a luz hace un mes, cobrará 4 millones de dólares por asociar su imagen a la famosa dieta de los puntos y perder esos kilitos de más que ha cogido con el embarazo.

“Lo bueno de este programa es que se centra en hábitos saludables al largo plazo (y,d e vez en cuando, puedo darme un capricho sin sentirme culpable). Ya he visto cómo evolucionan un grupo de amigos a los que voy a acompañar en este programa”,
contaba en su Facebook Jessica.

Uno de sus amigos ha asegurado al medio norteamericano ‘US Weekly’ que “tan pronto como Jessica este recuperada de la cesárea, ella está muy decidido a volver en el gimnasio y hacer ejercicio”, dijo un confidente. “Ella quiere mostrar al mundo qué puede hacerlo y está encantada de hacerlo”.

Aún no ha elegido entrenador personal para que le ayude a conseguir el objetivo, pero ya se barajan dos nombres: Danny, uno de los mejores amigos de su chico, Eric Johnsson, o alguien con quien ya ha trabajado antes, Mike Alexander.

Este último consiguió ponerla a punto en 2005 gracias a un plan maratoniano que duró cuatro meses en los que trabajaba su cuerpo dos horas al día, seis día a la semana. ¿Estará dispuesta a repetir experiencia?

A esta pregunta no podemos contestar, pero si a otra: ¿para cuando la boda? Para cuando haya conseguido ponerse en forma y “le quede bien el vestido que quiere”, desvela esa misma fuente en ‘US Weekly’. Y esto será, según se sabe, el 12 de diciembre de este mismo año.

Pero esta no es la única iniciativa con la que Jessica se va a lucrar gracias a la maternidad. 800.000 dólares más se ha embolsado ya por posar con su recién nacido en la portada de ‘People’. Para Jessica el pequeño se está convirtiendo en una especie de gallina de los huevos de oro.

Además, de momento quiere disfrutar de Maxwell Drew, ese bebé que trajo al mundo el pasado 1 de mayo y no se pondrá a trabajar próximamente. Lo que sí que hará será mostrar el resultado final de este plan de adelgazamiento.

Fuente: Mujerhoy.com

Te ha gustado?...haz un comentario