Se avecina una pandemia de diabetes tipo 2. Así se ha dicho en el 7º Congreso Mundial en la Prevención de la Diabetes y sus Complicaciones, que se celebra en Madrid. A ello contribuye la crisis económica, que amenaza ya a la dieta mediterránea, la que reduce el riesgo de diabetes a la mitad.

Un estudio español publicado el pasado año vio que la dieta mediterránea, por sí sola, durante al menos 5 años, conseguía reducir el riesgo de diabetes tipo 2 a la mitad (52%). Reducen el riesgo de diabetes los cereales integrales, el café, el aceite de oliva, los frutos secos, las legumbres, las frutas y verduras y el pescado.

La doctora Carmen Gómez Candela, jefa de la Unidad de Nutrición Clínica y Dietética del Hospital La Paz, de Madrid, advierte que la crisis «amenaza la supervivencia de la dieta mediterránea y en unos años es posible que veamos las consecuencias en un incremento de la diabetes tipo 2″.

La razón es que «comer insano sale más barato», subraya, y «un postre hipercalórico y rico en grasas saturadas cuesta menos que una fruta». Por ello, plantea la necesidad de educar en hábitos de alimentación saludables desde el colegio e invertir en la promoción de frutas y verduras.

Además, a la dieta mediterránea le ha salido un competidor en el ámbito de la salud: la dieta báltica. Se trata de una dieta «baja en grasas saturadas, pero incluye aceite de colza, margarinas basadas en él, frutas, bayas y vegetales locales y productos de grano integral», señala.

Según los estudios realizados por otro de los participantes en el congreso, el doctor Matti Uusitupa, profesor de Nutrigenómica y Nutrigenética en la Universidad de Eastern Finlandia, la dieta báltica «podría ser también antiinflamatoriay, a través de este mecanismo podría ayudar a proteger tanto de la resistencia a la insulina como del defecto de la secreción de insulina a largo plazo».

Una pandemia que no podrá asumir el sistema

La diabetes se encuentra entre las diez principales causas de invalidez y presenta complicaciones que pueden causar la muerte, como infarto, ictus, amputaciones de extremidades inferiores y ceguera.

La IDF calcula que 366 millones de personas son diabéticas, de los que la mitad están sin diagnosticar, pero para 2030 serán 550 millones, un 50% más, por lo que el coste para el sistema sanitario será «inasumible por ningún gobierno», según el profesor Rafael Gabriel, del Instituto de Investigación del Hospital La Paz y codirector del congreso.

La prevalencia en España para la población entre los 30 y los 65 años se estima en el 12%, aunque es superior en algunas comunidades, como la canaria. La diabetes tipo 2 representa el 90% de los casos.

Fuente: 20 Minutos

  1. victor m. chavez says:

    Estoy de acuerdo con estas apresiaciones pero no estoy de acuerdo en la falta de voluntad política para dar a conocer las formulas que son capaces de aliviar en un 90% la debetes y sin ningún daño alterno, ver al científico de Mexico, C.Chavez

Te ha gustado?...haz un comentario