Cómo adaptar una dieta equilibrada a tu tipo de trabajo Comer fuera de casa ya no es un sacrilegio, sino que una necesidad  de la vida moderna. El problema es que este mal necesario es uno de los grandes colaboradores para el sobrepeso, colesterol y otros problemas de salud.  El desayuno en la cafetería, la comida en el restaurante de la esquina y la cena pedida por teléfono no son excusas para abandonar el cuidado con tu dieta y salud.

Es importante conocer algunos  buenos consejos de nutrición adaptado a la rutina de tu profesión:

  • Si pasas el día entero en la oficina…Lo principal en este caso es respetar el horario de la comida. Nada de terminar el trabajo pendiente y comer a las 17h de la tarde, tampoco comer ante el ordenador. Si tu empresa dispone de microondas, basta hacer un tupper saludable en casa, todos los días, y disfrutar de una comida sana y casera.
  • Con la llegada del verano puedes llevar alimentos ligeros y hacer una comida práctica y saludable, como una ensalada, por ejemplo. Patata y otros legumbres, atún en agua, queso fresco, pechuga de pavo light pueden ser ingredientes de una receta sabrosa. Puedes complementar con maíz, aceitunas, tomate, etc. De postre, una fruta.
  • Para la merienda, opte por un yogur con frutas, galletas integrales, barrita de cereales, no estés si comer por más de 4 horas. Acuérdate de almacenar todo en la nevera al llegar a la oficina.
  • Para quien le encanta comer en restaurantes…Prefiera los tipo buffet, así puedes optar por versiones a la plancha, asadas y si salsas ricas en grasas, menos calóricas. Prefiera legumbres cocidos o al vapor para acompañar tu ración de proteína. De postre, fruta o gelatina diet.
  • Para quien viaja demasiado…Restaurantes fast food acaban siendo la mejor opción por estas personas, lo que provoca alteraciones de peso y del propio ritmo de trabajo. Lo mejor es investigar con un poco de antelación las costumbres culinarias locales del sitio que irás viajar para componer tus platos evitando las alternativas calóricas y poco saludables. Prefiera siempre lo mismo, verduras, legumbres, carnes magras a la plancha, frutas, etc.
  • Para quien está siempre en reunión: en este caso, la hora de la comida, seguramente sea un momento adecuado para que puedas cerrar negocios. En este caso, evita opciones ricas en grasas y calorías, empieza tu comida con un plato de ensalada que saciará tu hambre, evitando que comas demasiado en el según plato. Evita masas rellenas como lasañas y las salsas con nata o mantequilla.

Fuente: nutricion.pro

Te ha gustado?...haz un comentario