¿Sabías que chocolate no engorda?El chocolate ha sido tradicionalmente un alimento con muy mala fama, casi maldito y prohibido entre aquellos que quieren conservar la línea y ponerse a dieta. Sin embargo, un grupo de investigadores de la Universidad de Granada acaba de desmontar científicamente esta vieja creencia.

Los argumentos en contra que los detractores de este milenario alimento han esgrimido siempre han sido tanto su alto contenido en azúcares como su gran cantidad de grasas saturadas.

Sin embargo, la realidad es que desde un punto de vista nutricional el chocolate destaca por ser rico en flavonoides (especialmente en catequinas), característica que le proporciona múltiples propiedades saludables.

Además, es un gran antioxidante, actúa como anti-trombótico y anti-inflamatorio y tiene efectos anti-hipertensivos que pueden ayudar a prevenir la cardiopatía isquémica.

La clave del nuevo estudio, publicado en la revista Nutrition, analiza cómo influye el consumo de chocolate en los niveles de grasa total (la grasa acumulada en todo su cuerpo) y central (en el abdomen).

Y la conclusión es muy sorprendente.Según los expertos, un alto consumo de chocolate está asociado a niveles más bajos de grasa en todo el cuerpo independientemente de la actividad física o la dieta que se siga.

Para la realización de este trabajo, 1.458 adolescentes de entre 12 y 17 años fueron elegidos para participar en el estudio HELENA (Healthy Lifestyle in Europe by Nutrition in Adolescence), encargado de analizar los hábitos alimentarios de los jóvenes de nueve países europeos, entre ellos España.

Asimismo, contempla un número elevado de medidas corporales, una medida objetiva de la actividad física y un detallado registro dietético.

Estos resultados fueron independientes al sexo, la edad, la madurez sexual, la ingesta energética total, de grasas saturadas, de frutas y verduras, así como del consumo de té y café y de la actividad física de los participantes.

Pero los autores destacan que el impacto biológico de los alimentos no debe ser evaluado solo en términos calóricos. “Las investigaciones epidemiológicas más recientes están centrando su atención en estudiar la relación entre determinados alimentos y los factores de riesgo para el desarrollo de enfermedades crónicas, incluyendo el sobrepeso o la obesidad”, explican.

Pese a todo, los investigadores insisten en la necesidad de ser moderados en el consumo de chocolate.

“En cantidades moderadas el chocolate puede ser bueno. Pero una ingesta excesiva resulta, sin duda, perjudicial. Porque como se suele decir: demasiado de algo bueno ya no es bueno”, matizan.

Por último, los científicos apuntan que sus hallazgos tienen también «importancia desde el punto de vista clínico, ya que contribuyen a entender los factores que subyacen en el control y el mantenimiento del peso óptimo”.

Fuente: Yahoo Tendencias

Te ha gustado?...haz un comentario