Menos alcohol y tabaco, pero más sedentarismo y obesidad entre los españolesEl primer paso para favorecer el cuidado de la salud es reconocer cómo estamos y cuáles son los problemas prioritarios, por eso, hoy traemos las conclusiones que se desprenden de las encuestas de salud realizadas entre 2011 y 2012, que señalan principalmente que hay menos alcohol y tabaco pero más sedentarismo y obesidad entre los españoles.

Lamentablemente, de cada 100 adultos, 17 padecen obesidad y 37 sobrepeso, lo que manifiesta que gran parte de la población tiene exceso de peso. En los últimos 25 años, la prevalencia de obesidad se ha incrementado de 7,4% a 17% y ello se asocia a un incremento en las patologías crónicas tales como hipertensión arterial, colesterol elevado, diabetes y otras.

Asimismo, un 41% de la población se declara sendentaria, siendo mayor la inactividad física en las mujeres que en los hombres. La carencia de actividad física y ejercicio regular se ha incrementado en el último tiempo tal como sucede con la prevalencia de obesidad.

Y aunque hasta aquí sólo vemos un panorama negativo acerca de la salud de la población española, la buena noticia es que se consume menos alcohol y tabaco en la actualidad respecto a años anteriores.

Ya hemos descrito los buenos resultados de la Ley Antitabaco y en las encuestas eso queda reflejado, ya que de 1993 a 2012 el porcentaje de población fumadora se ha reducido de 32,1% a 24%.

Asimismo, se ha reducido el consumo de alcohol, aunque continúa preocupando la ingesta intensiva de riesgo entre los más jóvenes. Quienes más consumen alcohol en todos los grupos son los hombres y el consumo intensivo y riesgoso es superior en hombres de entre 15 y 34 años de edad.

Todos estos datos que describen la situación de los principales factores de riesgo de enfermedades crónicas, tales como el sedentario, la presencia de exceso de peso, el tabaquismo o el consumo de alcohol, se desprenden de 26.502 entrevistas realizadas entre 2011 y 2012.

Como podemos ver, tomar medidas contra el consumo de alcohol y el tabaco ha sido de gran valor para la población, sin embargo, aun queda mucho que trabajar para fomentar un estilo de vida activo y saludable que contribuya a la reducción de las enfermedades crónicas que tienen una tendencia ascendente en España, como sucede de manera similar en otros países del mundo.

Fuente: Vitónica

Te ha gustado?...haz un comentario