ortorexia celebritiesTodos sabemos la importancia de una alimentación sana, pero si has llegado al punto de obsesionarte por comer sano, puede que sufras ortorexia. Este es el nombre que recibe el trastorno obsesivo de aquella persona que lleva al extremo la alimentación sana, controlando exhaustivamente los componentes de los alimentos.

Según la Organización Mundial de la Salud, este trastorno afecta al 28 por ciento de la población de los países occidentales, sobre todo a mujeres y adolescentes.

Actualmente un gran número de celebrities se están apuntando a esta fatal moda. Actrices y cantantes realizan dietas extremas que pueden provocar daños severos tanto para la salud física como mental.

Las personas que sufren esta enfermedad están obsesionadas con cada componente del alimento que están ingiriendo. Necesitan conocer todo lo que comen, buscando la alimentación «perfecta» evitando a toda costa los compuestos artificiales, conservantes, colorantes, en definitiva, todo lo que no sea cien por cien natural.

Suele comenzar con una limitación exagerada de la alimentación, evitando huevos, grasas, azúcar, carne, pero este trastorno puede agravarse hasta el punto de provocar aislamiento social. Se comienza a entrar en una dinámica difícil de terminar, dejando de ir a restaurantes, quedar con amigos y asistir a cualquier acto social que pueda provocar que se salten las «reglas», y en caso de llegar a hacerlo se sienten culpables inmediatamente después.

La ortorexia se relaciona con dietas «milagro» que eliminan nutrientes esenciales para poder adelgazar más rápidamente, con el consecuente riesgo para la salud. Como ejemplo de estas dietas estaría la «dieta del grupo sanguíneo», que siguen celebrities como Cheryl Cole, y que se centra exclusivamente en consumir sólo aquellos alimentos que nuestro cuerpo digiere mejor, excluyendo al resto. O la «dieta de jarabe de arce» que siguen estrellas como Beyoncé o Naomi Campbell y que se basa principalmente en consumir un preparado de agua, jarabe de arce, canela, cayena y juego de limón.

Estos dos ejemplos muestran como en este tipo de dietas se excluyen nutrientes esenciales para estar saludables.

Es importante identificar a tiempo este trastorno. Puedes reconocer a las personas que lo padecen observando por ejemplo, si son incapaces de saltarse su dieta, están obsesionados con la alimentación sana, tienen comportamientos obsesivos o eliminan automáticamente de su dieta productos tratados con pesticidas.

Te ha gustado?...haz un comentario