Chica corriendo playa¿Eres de los que piensan que es mejor correr que caminar? Si es así, debes saber que el estudio realizado por el Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley de California, ha demostrado que caminar es tan saludable para nuestro cuerpo como correr. De hecho, ambas modalidades nos permiten luchar contra las enfermedades cardiovasculares, como hipertensión, colesterol o diabetes.

Este estudio, realizado durante 6 años, analizó la evolución de más de 33.000 corredores y 16.000 caminantes. Los resultados demostraron que caminar es más beneficioso que correr sobre todo para reducir la hipertensión y el colesterol, ya que entre los participantes estas enfermedades se redujeron entre un 7% y 9,3% para los que caminaron y entre un 4,2% y 4,5% para los corredores. En el caso de la reducción de diabetes no se apreciaron diferencias significativas entre correr y caminar, ambas ofrecieron una reducción en torno al 12%.

Los investigadores que llevaron a cabo este estudio explican que es más importante tener en cuenta la distancia recorrida que la velocidad si lo que se quiere es mejorar nuestra salud cardiovascular.

Lo ideal es practicar el deporte que más se adapte a nuestras necesidades. Para ello hay que tener en cuenta ciertas consideraciones.

– Estado de forma. Los expertos recomiendan empezar caminando para aquellas personas que no tengan una buena condición física, e ir avanzando a medida que vayan recuperando su forma.

– Esfuerzo realizado. Es necesario destacar que corriendo se realiza un mayor desgaste que caminando. Esto sobre todo afecta a las articulaciones, por lo que aquellas personas que sufran problemas de este tipo deberían de elegir realizar una caminata ligera para evitar posibles lesiones.

– Objetivo. Es necesario conocer bien el objetivo de practicar deporte y que medios tenemos para ello. Corriendo consumimos el doble de energía que caminando, por lo tanto quemaremos más calorías en el mismo espacio de tiempo que si caminamos. Tenemos que tener claro si nuestro objetivo principal es perder peso o cuidar nuestra salud a la hora de decantarnos por un tipo de entrenamiento u otro.

Como hemos visto, tanto correr como caminar tienen unos beneficios extraordinarios para cuidar nuestra salud. Pero además, es necesario recordar que ambas actividades influyen directamente en nuestro estado de ánimo debido a que mejoran el riego sanguíneo de nuestro cerebro, aumento nuestra sensación de bienestar.

¿Estás preparado? Anímate y ¡empieza a cuidarte!

Te ha gustado?...haz un comentario