Sabemos la importancia de seguir unos hábitos saludables a la hora de tener una vida equilibrada y plena. Pero, además, existen una serie de agentes externos, acciones y sustancias que pueden estar reduciendo tu esperanza de vida sin que te des cuenta. ¿Quieres saber cuáles son? A continuación te los mostramos.

– Sedentarismo. Por muy cómoda que parezca la vida sedentaria, es la peor forma de afrontar nuestro día a día. No realizar ejercicio físico y apostar todo el tiempo por alternativas que impliquen un mínimo movimiento puede estar reduciendo unos 14 años tu esperanza de vida. ¿De verdad quieres optar la próxima vez por utilizar el ascensor?

– Arsénico y benceno. Estas sustancias son especialmente perjudiciales. La primera de ellas produce que nuestro ADN tenga una menor capacidad de autorrepararse. En relación al benceno, podemos encontrarlo principalmente en el humo de los automóviles y produce una limitación de telómeros, lo que reduce nuestra longevidad.

– Tabaco. El humo de un cigarrillo está compuesto por más de 4.000 sustancias toxicas para nuestro organismo. Tanto fumadores habituales como pasivos están expuestos al monóxido de carbono y la nicotina que están presentes en el humo, y que producen daños directamente en nuestro ADN. De media, puede reducir la esperanza de vida en 7 años.

– Dormir poco. No descansar lo que tu cuerpo necesita, puede provocar la aparición de enfermedades crónicas, que afectarían directamente a tu esperanza de vida.

– Sol. Los rayos infrarrojos que emite el sol, provocan la modificación de algunos biomarcadores del envejecimiento, relacionados con enfermedades degenerativas y con la esperanza de vida.

– Estrés. Un alto nivel de estrés está asociado con una menor esperanza de vida. Aspectos como una disminución de las defensas, impacto negativo en la memoria o un aumento de las enfermedades cardiovasculares son algunos de los impactos del estrés en nuestro organismo.

– Obesidad. Sufrir obesidad puede provocar enfermedades cardiovasculares, así como diabetes o cáncer, lo que acelera el envejecimiento.

 

Y tú, ¿quieres vivir más y con mayor bienestar? ¡Apuesta por una vida sana! Come de manera equilibrada, realiza ejercicio físico, bebe agua y ¡disfruta de la calidad y beneficios de los productos bio3!

  1. Cierto! No es bueno estar tanto tiempo sentados. Necesitamos movernos más en nuestro día a día, y muy importante realizar deporte varias veces por semana, nos ahorraremos de muchas enfermedades, sobre todo psicológicas. Un saludo.

Te ha gustado?...haz un comentario