AnsiedadEs habitual, cuando seguimos una dieta durante un período de tiempo considerable, el tener momentos de «debilidad» en los que caemos en la tentación de comer alimentos poco saludables. Cuando sufrimos esta ansiedad, existen ciertos alimentos que pueden ayudarnos a reducirla sin tener por ello que ganar peso extra. ¿Quieres saber cuáles son? A continuación los detallamos.

– Pescado. Gracias a los ácidos grasos Omega-3 nos permite reducir el desequilibrio que pueda producirse en nuestro humor, previene la depresión y minimiza la ansiedad. Por esto es una candidato ideal cuando se está a dieta.

– Espárrago. Tener una deficiencia en nuestro cuerpo de ácido fólico está relacionado directamente con sufrir ansiedad. Por este motivo, es necesario ingerir alimentos ricos en este nutriente. Un ejemplo de éstos es el espárrago, que además contiene vitamina C y fibra.

– Yogur. Tomar un yogur desnatado nos ayudará a reducir la ansiedad. Suelen tener alrededor de 70 calorías, y nos aportan calcio, vitaminas y fibra.

– Espinaca. Añadir espinacas a tus platos te ayudará a evitar la ansiedad debido a que está repleta de magnesio, mineral que regula los niveles de cortisol, ofreciendo una sensación de bienestar.

– Pavo. Es una fuente esencial de triptófano, aminoácido necesario en nuestra dieta sobre todo si queremos mantener un buen estado de ánimo y de energía.

– Calabaza. Al igual que la espinaca, nos aporta una buena cantidad de magnesio, ayudándonos a controlar el estrés.

– Ostras. Son muy recomendables para controlar la ansiedad. Su contenido en zinc provoca un efecto calmante en nuestro organismo.

– Gelatina. Gracias a su bajo nivel de calorías, nos permite tomarla durante las dietas y a la misma vez reducir nuestro nivel de ansiedad por su sabor dulce.

Té verde. Rico en L-teanina, un aminoácido que actúa como ansiolítico, lo que nos evitará la sensación de ansiedad en nuestra dieta. Además es muy recomendable tomarlo durante el seguimiento de una dieta para perder peso, evitando la retención de líquidos.

Para terminar, os vamos a contar un pequeño truco. Aproximadamente unos 15 minutos antes del almuerzo o cena, se puede comer un caramelo ácido. A la hora de sentarnos en la mesa tendremos la sensación de saciedad por lo que comeremos con menos ansiedad evitando ingerir calorías innecesarias.

Y tú, ¿qué comes para calmar tu ansiedad?

Te ha gustado?...haz un comentario