Chica CurvesConseguir un vientre plano, es sin duda uno de los objetivos más perseguidos para sentirnos mejor con nuestro cuerpo. Hoy os traemos a bio3blog un nuevo artículo en exclusiva de la mano de Lucía Galiano, responsable técnica de Curves Complete en España, donde nos dará las claves para conseguirlo. Esperamos que os guste.

Como cada año, al llegar el verano, nos gustaría poder presumir de un vientre plano, pero a veces no sabemos qué podemos hacer para conseguirlo. Las razones de sentir un vientre inflamado o flácido pueden ser diversas. Es importante detectar qué aspectos podemos mejorar y seguir los siguientes consejos y trucos para conseguirlo.

 

La falta o el exceso de fibra

Lo ideal es tomar cereales integrales y 5-6 raciones diarias de verduras y/o frutas para que nos aporten la fibra necesaria. Esta fibra ayuda a evitar el estreñimiento y además favorece que la flora intestinal esté más sana, lo cual ayuda a reducir los gases y la inflamación. Pero por el contrario, una dieta basada exclusivamente en fibra tampoco sería adecuada, ya que sobrecargamos la flora intestinal, no pudiendo fermentar tanta fibra y esto acaba produciendo también gases e inflamación. Hay que encontrar el punto medio y adecuado para cada persona. Si durante un proceso de pérdida de peso se incrementa la ingesta de frutas, verduras y cereales integrales, se incrementa también la ingesta de fibra. Si no se está acostumbrado, se puede notar cierta sensación de hinchazón hasta que la flora intestinal aumenta también y se equilibra. Ayuda a minimizar esta sensación y a equilibrar tomar yogures e infusiones de anís, manzanilla, comino o hinojo. Las legumbres o verduras tipo brócoli, coliflor, coles de bruselas también puede dar lugar a un efecto similar dependiendo de la persona. Si notas efecto de hinchazón con estos alimentos sería adecuado no comerlos más de 3 veces por semana y al cocinarlos añadir especias como hinojo o comino.

Eliminar grasas y azúcares

El exceso de grasas (embutidos, lácteos, ciertas carnes, fritos) y de azúcares simples (golosinas, helados, bollería) generan unas digestiones más lentas, una mayor fermentación de los alimentos que conllevan más gases y sensación de hinchazón.

Unos buenos hábitos en la mesa

Es importante comer despacio, en un ambiente relajado y masticar bien los alimentos. Son tres aspectos fundamentales para mejorar las digestiones, ayudando a que el vientre esté más plano y nos sintamos mucho más ligeras. En relación con las bebidas, es importante tener en cuenta que se debe beber una cantidad adecuada de agua al día, 1.5 – 2 litros e intentando que sea entre horas; durante las comidas hay que tratar de beber lo menos posible.

Cantidades adecuadas

Es muy importante comer suficiente pero no más de lo que necesitamos. Lo ideal es quedarnos siempre con una sensación de que podríamos comer un poco más, aunque sin quedarnos con hambre. De este modo las digestiones se hacen a un ritmo adecuado al adaptar las cantidades de alimento a nuestro organismo. El hecho de comer cinco veces al día, ayuda a no tener nunca un hambre desaforada que nos pueda llevar a comer muy rápido y en grandes cantidades. Por este motivo, el plan de comidas del programa Curves Complete esta diseñado con cinco comidas al día adaptadas a cada mujer que además ayudan a aumentar el metabolismo.

No todos los días

No es recomendable masticar chicle muy a menudo si queremos tener el vientre plano. Cada vez que masticamos un chicle estamos introduciendo aire en el estómago que provocará más gases e hinchazón. Lo mismo pasa con las bebidas con gas, que hay que evitar tomar diariamente si queremos tener el vientre que deseamos. Las comidas muy picantes, el alcohol y tabaco irritan el sistema digestivo y esto también inflama el estómago y el vientre.

Intolerancias

Pueden existir intolerancias a algunos alimentos, que aunque sean muy leves, a veces pueden dar lugar a pequeñas inflamaciones del vientre. Sobretodo los lácteos y algunos cereales, por lo cual si notamos que siempre tenemos la barriga hinchada sin motivo aparente, sería bueno durante unos días dejar de tomar estos alimentos y observar si nos encontramos mejor.

La práctica de ejercicio físico

Una parte fundamental para conseguir un vientre plano es la práctica de ejercicio de foma regular. Tener una vida activa y lo menos sedentaria posible ayuda a eliminar toxinas, líquidos, gases y a quemar más grasa. Si además combinamos ejercicios que fortalezcan la zona abdominal conseguiremos un vientre tonificado y plano como siempre hemos soñado. Esta última parte hay que reforzarla junto a ejercicios pélvicos para aquellas mujeres que hayan tenido embarazos, ya que en esta etapa la musculatura de esta zona queda distendida y hay que volver a fortalecerla si queremos que recupere su aspecto anterior. Durante la pérdida de peso, debemos comer de manera saludable y realizar un ejercicio adecuado, para el fortalecimiento de la musculatura abdominal y evitar la flacidez del vientre. El circuito de fitness Curves de solo 30 minutos incluye ejercicios que trabajan la zona del vientre y abdominales. El ejercicio en estas máquinas del circuito Curves te ayudará a tonificar y fortalecer la zona abdominal y a conseguir así un vientre más plano.

 

curves_addominales_IMG_7517 - copia

  1. Hola Conchi. Muchas gracias por su comentario. Para conseguirlo es necesario adoptar estos pequeños hábitos y en menos de lo que se imagina lo conseguirá. ¡Ánimo! Con motivación todo se consigue. Gracias por contactar con nosotros. Esperamos que siga disfrutando de nuestro blog. Un cordial saludo.

Te ha gustado?...haz un comentario