chica-leyendo-libroA lo largo de nuestra vida, es necesario adquirir ciertos hábitos que nos ayudarán a cuidar nuestra salud, como por ejemplo realizar ejercicio varias veces por semana o beber la cantidad de agua diaria recomendada. Pero no todos los hábitos tienen que ir orientados a cuidar nuestro físico. Para mejorar nuestro bienestar es necesario otra serie de hábitos destinados a cuidar, entre otros, nuestra mente. Leer un libro es un buen ejemplo de ello. ¿Quieres saber qué beneficios nos aporta la lectura? Aquí destacamos los más interesantes que quizás no conozcas.

  • Concentración. Leer es “ejercicio” para nuestro cerebro. Está demostrado que aquellas personas que leen habitualmente desarrollan más las neuronas que las personas que no lo hacen. Además de esto, desarrollará nuestra objetividad y toma de decisiones.
  • Empatía. Tener la capacidad para ponerse en la piel de la persona que tienes delante nos ayuda a comprender mejor sus inquietudes. Leer nos permite identificarnos mejor con las vidas de los demás, mejorando nuestras habilidades sociales.
  • Sueño de calidad. Conseguir que leer antes de irte a la cama se convierta en un hábito te ayudará a desconectar. Nuestro cerebro recibirá el aviso de que ya es hora de relajarse, consiguiendo un sueño más profundo y un despertar más satisfactorio.
  • Estrés. El ritmo de vida actual nos produce un alto nivel de estrés que en ocasiones se hace difícil gestionar. Con pequeños hábitos como leer conseguiremos desconectar realmente y relajarnos.
  • Memoria. Numerosos estudios realizados hasta la fecha han demostrado que ejercitar nuestra memoria producirá una reducción de la misma con el paso del tiempo. Leer nos hace tener que recordar constantemente detalles del libro como situaciones o personajes que han aparecido, previniendo posibles enfermedades como el Alzheimer.

Ya te hemos contado los beneficios, pero si quieres leer saludablemente sigue estos consejos:

  • Distancia. Es importante guardar una distancia apropiada cuando leemos un libro. Utilizar una distancia mínima parecida a la longitud de nuestro antebrazo es suficiente.
  • Luz. Ambientar tu lugar de lectura con una luz apropiada evitará sufrir problemas de visión a largo plazo. Lo ideal es que la luz no sea directa y sin reflejos.
  • Parpadeo. Nuestro ojo necesita de esta acción para diferentes propósitos como por ejemplo para lubricarse y mantener una visión limpia. El sumergirse dentro de la historia del libro aumentará nuestra concentración lo que provoca parpadear menos de lo que deberíamos. Por este motivo es necesario descansar cada cierto tiempo.

Cada vez son más los usuarios que utilizan libros electrónicos en vez del libro tradicional. Sin duda una gran alternativa a la hora de leer, sobre todo fuera de casa, pero es necesario tener en cuenta también ciertas recomendaciones. Por ejemplo, para este tipo de dispositivos es necesario guardar una distancia de 40 centímetros de nuestros ojos. Los últimos ebooks son totalmente configurables e incluyen retroiluminación, aspectos que facilitarán tu lectura a cualquier entorno siempre y cuando se realice una buena configuración de sus pantallas, por ejemplo elegir un tamaño adecuado de la letra o un nivel de luz adaptado al lugar de lectura.

¿Quieres que tu tiempo de lectura sea aún más saludable? Añade los tés orgánicos de bio3 y se convertirá en tu momento favorito del día. ¡Pruébalos!

 

Te ha gustado?...haz un comentario