última dieta famosas blogNuestras famosas, como el resto de nosotros, necesitan cuidarse y mucho para poder mantener los cuerpos que lucen. Muchas de ellas apuestan por dietas no siempre saludables para conseguir su objetivo. La última dieta a la que se están sumando muchas famosas es la «Dieta Cruda» o también conocida como «Raw Food».

Esta dieta, como su nombre indica, está compuesta por alimentos que se pueden consumir crudos, destacando frutas y verduras. Al ingerir los alimentos sin aplicar calor se evita la pérdida de vitaminas, minerales o fibra. Por lo tanto, mediante esta dieta se está aprovechando todo el valor nutricional de los alimentos.

La dieta cruda persigue el objetivo de ingerir el mayor número de alimentos crudos, evitando a toda costa precocinados u otros alimentos tratados. Cada vez son más famosas, como Uma Thurman, Demi Moore o Natalie Portman, las que están apostando por ella, dando de lado a otras dietas muy conocidas como la dieta Dukan. Aseguran que les está ayudando a recuperar su peso ideal rápidamente. Además, para que una dieta se considera sana y equilibrada, es necesario el consumo de 5 raciones de frutas y hortalizas al día (según la OMS), por lo que a priori esta dieta podría parecer muy ventajosa, pero ¿es oro todo lo que reluce?

Cierto es que tomar alimentos crudos tiene beneficios como aprovechar su poder nutricional o evitar grasas y calorías innecesarias, pero también entraña peligros que se deben de tener en cuenta.

El calor es un poderoso higienizante que nos ayuda a eliminar microorganismos de los alimentos que pueden llegar a desarrollar enfermedades. Por lo tanto el no cocinar los alimentos implica tener una mayor precaución para minimizar el desarrollo de dichas enfermedades.

Si aún así, quieres seguir esta dieta, te recomendamos hacerlo bajo supervisión médica. Además puedes seguir estas recomendaciones:

– Conoce el origen de los alimentos que compres

– Compra alimentos muy frescos

– Presta más atención a la conservación y manipulación del alimento

– Utiliza otras formas de higienizar el producto sustitutivas al calor, como por ejemplo la limpieza con solución de agua y lejía (ésta debe aplicarse en cantidades muy pequeñas y siempre utilizar aquella que sea apta para desinfección de alimentos), aclarando siempre después.

Hay que aumentar la precaución sobre todo con pescados, mariscos, carne, leche y huevos. 

Pescados y mariscos. Consumirlos crudos puede causar graves problemas de salud debido a parásitos como el anisakis.

Carne. Optar por no cocinarlas o hacerlo muy poco puede desarrollar toxoplasmosis. Este parásito puede ocasionar infecciones leves, pero de igual manera infecciones mortales que afectan mayoritariamente al feto, por lo que es muy peligrosa durante el embarazo. Otros microorganismos que podemos encontrar puede ser la Yersinia, Salmonella, triquinosis o Campylobacter. 

Leche. Consumir leche cruda sin ningún tipo de tratamiento puede causar brucelosis.

Huevos. Consumir grandes cantidades de huevo crudo no es nada recomendable debido a la avidina, antinutriente que bloquea la absorción de biotina, ocasionando un déficit vitamínico.

 

Te ha gustado?...haz un comentario