chica espinacas

Puede que para muchos las espinacas no sean su alimento ideal, pero es clave cuando hablamos de cuidar nuestra salud y perder peso. ¿Queréis saber por qué? Estad atentos a esta interesante información.

  • Son muy recomendadas en dietas hipocalóricas. La razón es que sólo aportan a nuestro organismo 26 calorías por cada 100 gramos consumidos, por lo que nos permitirá saciarnos sin que las calorías cuenten.
  • Son una gran fuente de antioxidantes, además de aportarnos vitamina C y E.
  • Gracias a su contenido en fibra, nos ayudarán a regular nuestro tránsito intestinal.
  • La espinada (entre otros vegetales) es capaz de proteger la membrana mucosa del estómago, lo que reduce el riesgo de aparición de úlceras gástricas.
  • Cuida nuestra vista gracias a su contenido en beta caroteno, luteína y xanteno.

Imagen espinacas

  • Es un potente anti-inflamatorio natural.
  • Las espinacas son una gran fuente de potasio y folato, entre otros antioxidantes, que nos aportan beneficios neurológicos. Por ejemplo el potasio se relaciona con mayor flujo sanguíneo en el cerebro, así como una mayor concentración y actividad neuronal.
  • Mejora la presión arterial. Esto sucede por su bajo contenido en sodio y alto en potasio. El primero provoca un aumento en la presión arterial mientras que el segundo provoca un descenso. Además, el ácido fólico que encontramos en las espinacas relaja los vasos sanguíneos y favorece la reducción de la hipertensión.
  • Su contenido en vitamina K, provoca una mayor retención de calcio fortaleciendo nuestros huesos.
  • Activan el metabolismo, debido a que la cantidad de proteína que contiene es fácilmente descompuesta, por la actividad de las enzimas, en aminoácidos (esenciales para el ser humano).

Te ha gustado?...haz un comentario