electroestimulación post

Todos hemos visto alguna vez aquellos anuncios televisivos donde te prometían unos resultados increíbles prácticamente sin moverte del sofá gracias a determinados «artefactos» que harían ese trabajo por nosotros. Pero, como todo en la vida, es necesario tener sentido común y estudiar que hay de verdad en todo esto. En el post de hoy, analizaremos las verdades y mitos en dos de las modalidades más conocidas; la electroestimulación y las máquinas vibratorias.

electroestimulación

En primer lugar, comenzaremos hablando de la electroestimulación. Es necesario saber, que en este campo no existen «gangas», es una practica costosa, y que implica esfuerzo por nuestra parte. Las rutinas más innovadores comprenden un entrenamiento integral que, utilizando impulsos de corriente eléctrica, alcanza las capas más profundas del músculo (aquellas más difíciles de acciones con un entrenamiento convencional). En este caso estaríamos hablando de plataformas como efit, donde su chaleco de entrenamiento será nuestro gran aliado. Ahora veremos cuáles son las verdades y mitos de la electroestimulación.

Verdades.

  1. ¡Te ayudará a perder peso! Gracias a los entrenamientos personalizados de este tipo de práctica deportiva, hace que los resultados se noten más rápidamente.
  2. Potencia el entrenamiento. Podemos decir que 20 minutos de entrenamiento activo con electroestimulación equivale a 90 minutos del entrenamiento convencional, por lo que estaríamos ahorrando tiempo.
  3. Evita lesiones y reduce el tiempo de recuperación.
  4. Cuida de tus articulaciones al evitar la aparición de posibles sobrecargas.

Mitos.

  1. No ofrece resultados inmediatos como pudiera parecer. Aunque es cierto que se potencia el entrenamiento, como en todo, la constancia será la clave.
  2. No existen «gangas», a pesar de lo que se vea en muchos anuncios de televisión.
  3. Es un entrenamiento totalmente activo
  4. No basta sólo con entrenar, es necesario complementar con una vida saludable si se quiere conseguir resultados

vibratorias

Otra de las máquinas «fit» que irrumpieron en nuestras vidas hace unos años y de las que se ha hablado mucho son las plataformas vibratorias. Para empezar a hablar de ellas, es necesario aclarar que no todas son iguales ya que existen las «verticales» (su movimiento es de arriba hacia abajo), «basculantes» (su eje central es fijo) y otra modalidad llamada Power Plate (oscilan en 3 planos diferentes). Ahora veamos que hay de verdad en todo lo que nos cuentan.

Verdades.

  1. Potencian los efectos del entrenamiento.
  2. Están indicadas para tratamientos específicos como los anticelulíticos.
  3. Ayudan a perder peso y estar en forma.

Mitos.

  1. Puede utilizarlas todo el mundo. Nada más lejos de la realidad. Estas máquinas provocan, mediante vibración, una inestabilidad en el cuerpo que no es apta para cualquier persona o situación. Su uso está contraindicado si se padecen ciertas patologías como trombosis, enfermedades cardiovasculares o migrañas. Tampoco está recomendado su uso durante el embarazo o menstruacción.
  2. Se puede usar en casa cómodamente. ¡No! Estas máquinas requieren de un entrenamiento personalizado de la mano de un profesional para poder potenciar los resultados y evitar posibles daños procedentes de un mal uso (una vibración superior a los 8cm podría provocar daños en los órganos internos y en la estructura articular).
  3. Requiere, al igual que la electroestimulación, constancia y complementar con una vida saludable.

Te ha gustado?...haz un comentario