¿Te has planteado alguna vez si los alimentos que conservas en tu nevera realmente deberían de estar allí? Muchas veces los introducimos de forma automática en nuestros frigoríficos, sin pararnos a pensar si realmente esa es la mejor opción. Una de las ventajas de estos meses de bajas temperaturas es precisamente el poder conservar mejor nuestros alimentos fuera de la nevera. Debemos aprovechar esto, no sólo para conservar mejor sus propiedades sino también para mantener una textura y sabor adecuados. A continuación os mostramos los 6 alimentos de tu día a día que no deberías de conservar en la nevera.

  • Café. Existen ciertas creencias que indican que mantener el café en la nevera es perfecto para mantener intacto tanto su aroma como sus propiedades. Pero esta afirmación no podría estar más equivocada. Exponer el café a temperaturas extremas reduce sus propiedades, además de que su olor se puede ver alterado por los de aquellos alimentos cercanos.
  • Tomate. La temperatura influye directamente en el proceso de maduración de los tomates. Sólo si se conservan a temperatura ambiente conseguiremos mantener su sabor intacto. Si notas que algunos de ellos comienzan a estar algo blandos, es recomendable utilizarlos para la elaboración de salsas.
  • Aguacate. Esta deliciosa fruta es importante guardarla en ambientes secos y frescos, pero para poder aprovechar todas sus vitaminas es necesario no abrirla hasta que se vaya a consumir.
  • Aceite de oliva. Gracias a las propiedades que tiene este tipo de aceite, es contraproducente mantenerlo en la nevera. Su contenido en ácidos grasos monoinsaturados consiguen mantenerlo en perfectas condiciones durante períodos largos de tiempo. Guardarlo en la nevera sólo consigue alterar su textura.
  • Patatas. La mejor manera de mantenerlas es un lugar seco y frío, como por ejemplo en la despensa, eso sí siempre alejadas de otros alimentos como las cebollas, ya que éstas les traspasa la humedad acelerando el proceso de maduración.
  • Chocolate. En días de altas temperaturas, es recomendable mantenerlo dentro del frigorífico, pero si no es el caso, lo ideal es tenerlo fuera. De lo contrario perderá en pocos días su textura y característico sabor, sobre todo si es chocolate puro.

Te ha gustado?...haz un comentario