Puede que nunca hayas escuchado el término Power Walking, pero seguro que sí lo has practicado. Estaríamos hablando de caminar a un ritmo moderado. Muchas personas eligen esta práctica debido a sus múltiples beneficios y menor daño de las articulaciones. Incluso muchos runners recurren a caminar ligero de vez en cuando por su menor impacto físico que provoca. Un buen entrenamiento y complementación te ayuda a evitar lesiones, pero si sufres problemas más graves, como por ejemplo los relacionados con la columna vertebral, esta nueva tendencia puede ser tu gran aliado para conseguir perder peso sin darte cuenta.

National Center for Biotechnology Information ha realizado recientemente un estudio donde demuestra que practicar «Power Walking» nos ayuda a perder aproximadamente 620 calorías en el hombre y 525 calorías en la mujer. Esto se conseguiría siempre que se practique según la regla que proponen: superar los 10.000 pasos (8 km) a un ritmo comprendido entre 4.8 y 6.4 km/h. Seguro que si dispones de un smartphone, habrás podido observar los pasos que caminas durante cada jornada. Si amplias dichos pasos, por ejemplo al salir del trabajo, hasta alcanzar los 10.000, conseguirás mejorar tu calidad de vida y perder peso fácilmente (siempre que se haga al menos 3 veces por semana).

Por supuesto, la influencia o no en la quema de calorías de este ejercicio, depende de la condición física que tenga la persona que lo practique, al igual que de las condiciones en las que se haga y de otros muchos factores. Recordar también, que cuando tratamos de perder peso, tenemos que diferenciar entre perder «kilos» y perder grasa, ya que puede ser que al realizar un ejercicio intenso y una dieta estricta consigamos bajar de peso y no tanto nuestra grasa corporal, lo que hace que al volver a nuestra rutina habitual volvamos a recuperar los kilos perdidos («efecto rebote«). Por este motivo, si quieres perder peso y no tienes mucho tiempo o tu condición física actual no es muy buena, puede ser recomendable seguir una dieta equilibrada y caminar ligero durante al menos 10.000 pasos tres veces por semana. El peso irá bajando paulatinamente pero de forma saludable. 

Te ha gustado?...haz un comentario