Puede que en diversas ocasiones hayamos escuchado que tomar frutos secos es beneficioso para nuestra salud. Estas pequeñas «cápsulas naturales» están repletas de vitaminas que nos ayudan a conseguir un mejor estado de salud general. Normalmente no tomamos los suficientes debido a la creencia de que son alimentos muy calóricos, pero más que en la cantidad el problema estaría en la forma de consumirlos. Es habitual encontrarnos frutos secos fritos o con sal, perdiendo así su grandeza. Lo ideal es consumirlos como ingredientes para otros platos, por ejemplo añadiéndolos a tus ensaladas.

Lejos de lo que pudiera parecer, la Fundación del Corazón recomienda tomar hasta 50 gramos de frutos secos al día. ¿Quieres conocer en qué te beneficia tomar determinados frutos secos? Atento a las siguientes líneas.

Menstruación.

Un estudio realizado por el Hospital North Staffordshire (Reino Unido) ha demostrado que las vitaminas del grupo B son muy beneficiosas para aliviar la depresión premenstrual. Los pistachos, con sus 1,7 mg de vitamina B6 por cada 100 gramos serán tu mejor aliado.

Estreñimiento.

Uno de los frutos secos que más conocerás por su influencia sobre el estreñimiento posiblemente sean las ciruelas pasas, gracias a su alto contenido en fibra. Pero debes saber que están lejos de ser los frutos secos con mayor contenido en fibra, le superan los pistachos con más del 10% de fibra frente al 7% que nos aporta las ciruelas pasas. Asimismo, según afirman en la Universidad de Toronto, llevar una dieta rica en fibra vegetal nos ayudaría a reducir el riesgo de padecer cáncer de colon.

Diabetes.

Según han demostrado en la Escuela Pública de Salud de Harvard, existe una relación inversa entre el consumo del magnesio y el riesgo de padecer diabetes.  Anacardos, almendras y piñones contienen un alto contenido de este mineral.

Colesterol.

Como señala la Universidad de Maryland (EE.UU.), las nueces son los únicos frutos secos que contienen grasas poliinsaturadas de tipo Omega 3, lo que nos ayuda a reducir nuestro colesterol, así como estabilizar la tensión arterial, contribuyendo a una correcta prevención de enfermedades del corazón. Las avellanas y almendras también nos ayudarán en este objetivo.

Piel.

Los frutos secos, ricos en antioxidantes, neutralizan los radicales libres y devuelven la luminosidad a tu piel, manteniéndola joven y cuidada. En este sentido nos ayudará la vitamina E que podemos encontrar en las almendras y avellanas.

Te ha gustado?...haz un comentario