Todos estamos listos, una año más, para pasar los meses de invierno. Abrigos y guantes se convierten en nuestros compañeros diarios. Pero si aun así  no consigues evitar que tus manos estén frías, te traemos 5 trucos que te ayudarán a conseguirlo.

– Tomar ajo y jengibre. En algunas ocasiones, tener las manos frías tiene su origen en una mala circulación sanguínea. Tomar infusiones y/o alimentos que activen y estimulen la cirulación nos permitirá evitar estas molestias. Algunos de nuestros mejores aliados en este sentido serían el ajo y el jenginbre, ambos con efectos muy positivos sobre nuestra circulación.

– Aceite de manos. Una de las tareas esenciales en el invierno será mantener hidratadas nuestras manos todo lo que podamos. En este sentido, los aceites para manos pueden ayudarte gracias a su poder concentrado. Si prefieres usar crema, optar por aquellas que contienen manteca de karité o de cacao será todo un acierto.

– Utiliza remedios caseros. No sólo los guantes te ayudarán a calentar tus manos este invierno. Existen algunos remedios naturales que debes tener en cuenta. El primero de ellos consiste en beber un vaso de agua con un poquito de pimienta cayena molida. Este sencillo gesto mantiene nuestras extremidades superiores calientes, incluidas las manos. Otro remedio muy interesante sería dar un baño a nuestras manos cada mañana en un preaparado realizado con agua hirviendo, una cucharada de ruda y una cucharada de romero (se debe dejar reposar unos minutos para poder introducir nuestras manos). Una variante de este preparado sería añadiendo pimienta roja en vez de romero y ruda.

– Utilizar un calentador de manos. Existen de diferentes tipos, por ejemplo podemos encontrar de gel o eléctricos, pero todos ellos tienen una cosa en común: te ofrecen calor de manera instantánea. Además son de pequeño tamaño por lo que podrás llevártelos contigo donde quieras.

– Guantes para el trabajo. ¿Demasiado frío en tu oficina? Una opción muy cómoda y divertida es hacerte con unos semi-guantes. Éstos te calentarán las manos rápidamente además de permitir que trabajes con facilidad.

Y tú, ¿cómo cuidas tus manos en invierno?

 

Te ha gustado?...haz un comentario