Cada vez somos más dependientes de la tecnología, sobre todo de ese pequeño «artefacto» el cual nos acompaña a todos sitios: el smartphone. Pero, ¿sabías que un reciente estudio ha demostrado que utilizar un smartphone o tablet horas antes de irte a la cama podría retrasar el sueño hasta una hora?

La raíz de este problema se encuentra en la Melanopsina. Este fotoreceptor es sensible a la luz azul (emitida por las pantallas de nuestros dispositivos), en concreto al rango 460 – 480 nm. Esto tiene como consecuencia principal la no producción de la hormona responsable de los ciclos saludables de sueño, la melatonina.

Los expertos recomiendan no utilizar pantallas que emitan este espectro de luz (smartphones, tablets …) en las horas previas al sueño, con el objetivo de evitar la dificultad para conciliarlo.

Si aun conociendo esta recomendación, quieres seguir utilizando tu smatphone antes de irte a la cama, existen ciertas herramientas que puedes utilizar. Por ejemplo puedes recudir el brillo de tu pantalla al mínimo, aunque esto no solucionaría completamente el problema. La opción más recomendable es instalar aplicaciones que realicen un filtrado del espectro azul. Estas aplicaciones adaptan el tono e intensidad de la pantalla según la hora del día donde nos encontremos. Con esto se protege nuestra vista e impedimos distorsionar el ritmo circadiano natural. Ejemplos de estas aplicaciones serían Twilight o F.lux (se pueden descargar desde la tienda de aplicaciones de cada sistema operativo).

Aquí se puede ver el funcionamiento de este tipo de aplicaciones, en este caso Twilight.

 

 

Te ha gustado?...haz un comentario