Cuando tienes estrés o has comido demasiado antes de irte a la cama, puede que no duermas las horas que necesitas. Si esto ocurre, te resultará familiar que al día siguiente tengas cierta tendencia a comer alimentos poco saludables o calóricos. Un nuevo estudio realizado por la Universidad de Chicago, ha descubierto la razón de que nos ocurra esto.

Lo que sucede principalmente es que, cuando dormimos poco, nuestro apetito se incrementa, debido al aumento de los niveles en sangre de una sustancia química que aumenta la sensación de placer que nos aporta comer. Según el responsable del estudio, Erin Hanlon, el patrón que seguiría sería similar al consumo de marihuana. Pero, ¿cómo llegaron a esta conclusión?

Para demostrar esto, realizaron una investigación con 34 personas jóvenes (media de 20 años de edad), que gozaban de un estado de salud bueno y no sufrían obesidad. Todos ellos pasaron por dos «pruebas», con una duración de 4 días cada una. Durante los primeros 4 días podían dormir como máximo 8,5 horas, mientras que en los posteriores 4 días tan sólo podrían dormir como máximo 4,5 horas. La alimentación que siguieron durante estos 8 días era la misma para cada una de ellos, y se repartía en 3 comidas diarias. Se hizo un seguimiento de los niveles de grelina (hormona que incrementa la apetito) así como de la leptina (hormona que se encarga de la sensación de saciedad). A esto añadieron el seguimiento de los niveles de endocannabinoides, molécula que sintetiza nuestro cerebro de forma natural y que es responsable de la activación del sistema de recompensas del cerebro.

Los resultados del estudieron fueron contundentes. Todos estos niveles se mantuvieron en rangos normales durante los 4 primeros días. Pero la cosa fue bien distinta durante los siguientes 4 días. Los niveles de endocannbinoides habían aumentado un 33%. Por lo que, según los expertos, la falta de sueño aumenta el apetito por la orientación que sufre el sistema endocannabinoide.

Si estás en uno de esos días en los que has dormido poco y no quieres caer en la tentación de comer más de lo que necesitas, prueba bio3 Fibra con frutas, que te permite saciar el apetito, favorecer el proceso digestivo y ayudar a luchar contra el estreñimiento. ¡Ya no tienes excusas para pasarte con las calorías!

 

bie3-fibra-con-frutas

 

Te ha gustado?...haz un comentario