El dolor de espalda suele presentarse en nuestras vidas, quizás con más frecuencia de la que nos gustaría. En ello influye los malos hábitos que llevamos en la actualidad, como elegir una mala postura cuando estamos mucho tiempo sentados. Pero esto no es exclusivo de una vida sedentaria, tener una vida activa pero sin adoptar una postura correcta, por ejemplo cuando caminamos, nos puede producir igualmente molestos dolores de espalda. Si sufres habitualmente dolor de espalda, debes saber que no estás solo ya que aproximadamente el 80% de las personas de Occidente lo padecen alguna vez. A continuación, te ofrecemos tres consejos y tres ejercicios que te ayudarán a aliviar el dolor de espalda.

  1. Riego sanguíneo. Para mantener una correcta salud ósea, es importante prestar atención a nuestro riego sanguíneo. A través de la sangre, partes fundamentales de nuestro cuerpo como la columna vertebral, reciben los nutrientes que necesitan. Por ello debemos evitar malos hábitos como fumar o el colesterol, factores que frenan la circulación.
  2. Colágeno. Nuestro cuerpo necesita tener unos niveles adecuados de esta proteína para mantener el correcto funcionamiento de cartílagos y tendones, así como cuidar la salud de nuestros huesos. Sólo de esta manera podremos evitar el desgaste y el dolor. Podemos incluirlo a través de alimentos o mediante complementos alimenticios con colágeno hidrolizado de alta absorción como bio3 Colágeno Forte.
  3. Sobrepeso. Cuanto mayor sea nuestro peso, mayor será la carga que tendrá que soportar la estructura de nuestro cuerpo. Esto nos llevará a mantener peores posturas y a un mayor desgaste, que veremos reflejado en dolor de espalda, entre otros.

Además de estos consejos, podrás realizar estos 3 ejercicios que te ayudarán a aliviar el dolor y fortalecer tu espalda.

  1. Presionar el suelo. Este ejercicio consiste en colocar tu cuerpo boca abajo, apoyado sobre la punta de tus pies y la palma de tus manos, como si de una flexión se tratara. A continuación, manteniendo tu espalda totalmente recta, debes intentar empujar como si quisieras hundir el suelo, apretando el abdomen fuerte. Este ejercicio te permitirá fortalecer tu espalda y evitar el dolor en el futuro. Puedes practicarlo al levantarte y antes de irte a la cama. Debes mantener la posición durante 2 – 3 segundos y repetir varias veces durante dos minutos (dependiendo de nuestro dolor, estado de forma…). ejercicio 1
  2. Pies hacia el pecho. Se trata de acostarte en el suelo, en esta ocasión boca arriba, con las rodillas flexionadas y apoyadas en el suelo. Posteriormente debemos levantar las piernas (las rodillas se mantienen flexionadas), tratando de acercarlas al pecho lo máximo posible. Esta posición se debe mantener al menos durante 15 segundos y realizar 10 repeticiones. Este ejercicio, además de reforzar nuestra espalda, permite estirarnos y corregir la postura aliviando el dolor.ejercicio 2
  3. Estiramiento sobre pelota. Para realizar este ejercicio debes colocarte sobre una pelota, con las rodillas flexionadas y las palmas de las manos sobre el suelo. A continuación, se extenderá el brazo derecho hacia adelante y la pierna izquierda hacia atrás. Posteriormente se repetirá con el brazo izquierdo y la pierna derecha. Se debe mantener la postura al menos 3 segundos con cada brazo y pierna. Realizar 10 repeticiones.ejercicio 3

Te ha gustado?...haz un comentario