Habitualmente miramos nuestras uñas para poder cuidarlas estéticamente. Pero es necesario saber que, las uñas, más allá de la estética, pueden ofrecernos una información muy interesante sobre nuestra salud. Para descubrir si puedes estar sufriendo alguna enfermedad debes tener en cuenta las siguientes señales que te ofrecen tus uñas.

  1. Manchas blancas. Éstas, ya sean en forma de líneas horizontales, verticales o incluso mediante puntos, pueden estar causadas por:
    • Una enfermedad hepática crónica, como por ejemplo la insuficiencia renal
    • Reacción alérgica a algún producto aplicado sobre las uñas
    • Lesión causada por un golpe o incluso el propio calzado
  2. «Moradas». Si aprecias en tus uñas un tono de color negro o morado, puede estar causado por un golpe donde se ha desprendido algo de sangre. En algunos casos más extremos, puede ser a causa de un melanoma, por lo que si no has sufrido ninguna lesión en la zona, es recomendable consultar con el médico para determinar qué lo provoca.
  3. Uñas débiles. Si tus uñas se quiebran fácilmente y las notas muy frágiles, podría deberse al proceso normal de envejecimiento. Sin embargo nos podría indicar también la presencia de enfermedades como la tiroides o niveles bajos de hierro o zinc.
  4. Uñas de color amarillo. Si tus uñas presenten un tono amarillento, el abanico para determinar las causas puede ser muy amplio. Enfermedades como la diabetes, psoriasis, infecciones por hongos o enfermedades respiratorias como la sinusitis podrían ser algunas de las causas. Por otro lado, si fumas o utilizas durante mucho tiempo esmaltes que contengan químicos como el tolueno, podrían influir en el tono amarillo.
  5. Tamaño más grande de los normal. Puede que notes tus uñas más hinchadas o gruesas. Esto ocurre habitualmente por una infección de hongos o por la aparición de problemas circulatorios.

Te recomendamos que sigas los siguientes consejos para cuidar la salud de tus uñas.

Te ha gustado?...haz un comentario