Puede ocurrirnos que nuestros pies no huelan demasiado bien en algunas ocasiones. Hablar sobre este tema nos suele dar bastante pudor, debido a que lo relacionamos directamente con tener una mala higiene. Cierto es que en ocasiones puede ser esta la razón del mal olor, pero hoy descubriremos otras razones que lo podrían estar provocando y que ni te imaginas.

  1. Estrés. Mantenerte en un estado de estrés prolongado puede dar lugar a un problema de mal olor en tus pies. Esto se debe al aumento de sudoración que provoca estas situaciones, pero si además se alarga durante varios días, el problema del mal olor puede agravarse.
  2. Cambios hormonales. Si te encuentras en plena adolescencia, estás embarazada o si ha llegado tu menopausia, seguramente hayas notado un aumento del mal olor en tus pies. Esto no debería durar demasiado, pero es recomendable consultar con tu médico para que evalúe la situación.
  3. Sudas en exceso. Si este es tu caso, debes saber que en esta zona de tu cuerpo suelen presentarse gran número de bacterias. Para evitar que se forme mal olor en tus pies, debes de mantener una buena higiene en todo momento. Es importante tener una buena ventilación en esta zona.
  4. ¿Pies de atleta? Si sufres ardor, inflamación y ampollas, además de mal olor, puedes que un hongo esté atacando tus pies (pies de atleta). Deberás aplicar una crema antihongos para intentar eliminarlo cuanto antes.
  5. Zapatos de mala calidad. La moda, en ocasiones nos hace olvidarnos de lo verdaderamente importante, que es la salud de nuestros pies. Es recomendable apostar por zapatos que permitan una correcta ventilación, y que estén realizados con piel natural.

Truco. Si quieres reducir el mal olor de forma natural puedes utilizar té negro. Esta variedad permite, gracias a su contenido en ácido tánico, eliminar las bacterias, así como reducir la sudoración y humedad en nuestros pies. Debe preparar una infusión de té negro concentrada, utilizando 5 bolsitas de té. Una vez hecho esto, añádela a un recipiente grande con agua, por ejemplo un cubo, y sumerge los pies durante al menos 20 minutos. Es necesario secar bien los pies tras el proceso.

 

Te ha gustado?...haz un comentario