Con las altas temperaturas de estos meses, acudimos con más frecuencia a playas o piscinas para poder refrescarnos un poco. El problema es que en estos lugares se presentan las características adecuadas para que los hongos proliferen y estén más presentes que nunca. Por esto, podemos sufrir infecciones bastante molestas si no seguimos una serie de precauciones. A continuación os ofrecemos 7 consejos para evitar los hongos en verano.

  1. Reducir el tiempo que dura el baño, sobre todo si el agua es caliente
  2. Nunca caminar descalzo en lugares públicos como, por ejemplo, la piscina
  3. Reducir la humedad en los pies. Para ello, sécalos muy bien tras cada lavado, prestando especial atención entre los dedos
  4. Utiliza ropa con materiales naturales y no sintéticos, sobre todo en calzado y calcetines
  5. Desinfecta correctamente los accesorios de higiene personal antes de usarlos
  6. Exfolia tu piel una o dos veces por semana para eliminar la piel seca
  7. Mantén una buena hidratación en tus pies

Y recuerda que debes acudir al dermatólogo si tienes dudas al presentarse alguna dolencia, ya que no todo lo que nos moleste en nuestra piel en verano tiene que ser necesariamente hongos. También podemos sufrir otros trastornos como una reacción alérgica o la aparición de eccemas. Identificar correctamente nuestra afección permitirá tratarla adecuadamente y reducir el tiempo de mejora.

Para reducir las molestias causadas por los hongos, puedes preparar un infusión de manzanilla y aplicarla sobre la zona cuando se enfríe. Esto te permitirá reducir el picor y desinflamar la zona.

Te ha gustado?...haz un comentario