Un año más, el mal tiempo se ha instalado en nuestras vidas. Con ello, pronto lo hará también el resfriado y sus molestos síntomas.

Un manera eficaz de protegerte contra los virus, es manteniendo en buena forma nuestro sistema inmunitario. Pero éste, no siempre está en las mejores condiciones para cumplir su misión debido, sobre todo, al estrés o cansancio que podamos sufrir en nuestro día a día. Para reforzar nuestras defensas, debemos prestar mucha atención a nuestra alimentación, ya que añadiendo a tu dieta determinados alimentos conseguirás estar más fuerte de cara al invierno, alejando todo lo posible al temido resfriado. ¿Quieres conocer cuáles son? A continuación te lo contamos.

  1. Legumbres. Todos sabemos lo bien que sienta un plato de legumbres bien caliente en invierno. Pero además, este plato es rico en vitamina B y minerales, que nos ayudan a mantener fuertes nuestras defensas. Son consideradas antigripales naturales debido a su alto contenido en antioxidantes.
  2. Cítricos. Son grandes aliados para luchar contra los síntomas asociados al resfriado, gracias principalmente a su contenido en vitamina C. Una forma muy sencilla de tomarlos es mediante zumo. Además, algunas de sus variedades como el kiwi, nos aporta un extra de resistencia frente posibles infecciones.
  3. Alimentos probióticos. Mantener el equilibrio en nuestra flota intestinal es esencial para poder desarrollar un sistema de defensa fuerte ante microorganismos patógenos que pueden afectarnos a nuestra salud. Pero mantener en buen estado nuestra flora intestinal es un reto difícil por las alteraciones a las que sometemos nuestro organismo en la actualidad: una alimentación incorrecta, estrés, hábitos no saludables, tratamientos con medicamentos, etc. Por esto es importante aportar a nuestro organismo probióticos (bacterias beneficiosas), ya que éstos favorecen el equilibrio en nuestra flora intestinal. Para ello puedes tomar alimentos como el kéfir. También existen complementos alimenticios de alta calidad, como bio3 Vientre Plano, que gracias a su óptima combinación de probióticos, fibras prebióticas, fructooligosacáridos e hinojo, regenera la flora intestinal y evita la aparición de molestias como el estreñimiento, la pesadez intestinal y el exceso de gases, entre otros.
  4. Frutos rojos. Tienen un alto contenido en antioxidantes, pero también destacan por su poder bactericida. Un ejemplo de frutos rojos puede ser la fresa o los arándanos.
  5. Ostras. Su gran contenido en zinc se convierte en su gran virtud. Este mineral, es capaz de regenerar la mucosa respiratoria y nuestras defensas.
  6. Miel. Por su contenido en azúcar, su reducido pH y baja acidez, lo convierten en un alimento ideal para impedir el desarrollo de los microorganismos.
  7. Té caliente. Tomar esta bebida durante el resfriado, provoca un alivio inmediato de la tos, estornudos e irritación de garganta.
  8. Frutos secos. Tomar almendras o avellanas, incrementa la respuesta de nuestras defensas ante una infección. Esto se debe a su contenido en vitamina E.
  9. Ajo. Es muy recomendable tomarlo por su protección frente a infecciones. Pero igualmente es un estupendo mucolítico y expectorante natural.

Y tú, ¿conoces algún otro alimento que ayude a cuidar la salud durante el invierno? 

Te ha gustado?...haz un comentario