Ya sea por una infección, virus, alergia o incluso por un agente externo (por ejemplo el humo), es muy probable que durante los meses de frío sufras alguna vez dolor de garganta.

Cuando nos duele la garganta, es recomendable seguir comiendo y bebiendo de manera habitual, teniendo en cuenta ciertas precauciones. Es la única forma de acelerar la recuperación, aunque ello suponga que la garganta nos moleste al tragar los alimentos.

A continuación, os hablaremos de las recomendaciones a tener en cuenta. También os contaremos qué alimentos pueden ayudarte en el proceso.

Recomendaciones a seguir:

  • Elegir comidas suaves, que en pocas cucharadas te aporten un gran número de calorías
  • Opta por ingerir verduras y frutas cocidas. Serán mucho más fáciles de tomar
  • Para generar menos molestias, prueba a remojar los alimentos, por ejemplo con agua o leche
  • Parte la comida en pequeños trozos, que pasarán más rápido, generando menos molestias
  • ¡Toma alimentos fríos! Lejos de lo que pudiera parecer, tomar alimentos fríos nos ayudarán a reducir la inflamación
  • Prepara platos “más sencillos”. Prueba a comer alimentos poco condimentados, para evitar que se pueda irritar más la garganta

Ahora os dejamos con algunas propuestas de comidas que os ayudarán a recuperarse más rápido.

  1. Sopa de verdura sin fideos
  2. Pescado al vapor sin espinas
  3. Pollo al vapor
  4. Puré de verdura
  5. Tortilla
  6. Zumo de frutas
  7. Cereales (bien bañados en leche)
  8. Infusión de manzanilla, que además, gracias a sus propiedades, ayuda a calmar el dolor de garganta de forma natural

Igualmente es necesario beber agua en abundancia para mantener una buena hidratación, tanto si se tiene fiebre o no.

Y tú, ¿estás preparad@ para la llegada del invierno

Te ha gustado?...haz un comentario