Cuando pasamos de los 30 años, suele ocurrir que, aunque sigamos entrenando, nos sentiremos más cansados que años anteriores. Veremos mermada nuestra flexibilidad y sentiremos dolor donde antes ni te imaginabas. Y, ¿por qué nos ocurre esto? Para conocer las causas, es necesario entender cómo funcionan nuestros músculos.

Los músculos son tejidos blandos que hacen posible el movimiento de nuestros huesos y articulaciones. Las fibras musculares se agrupan en fascículos, como si de un manojo de varillas se tratara.

El agua junto con las proteínas forman la mayor parte del músculo. Si enfocamos esto a nivel molecular, veremos que las proteínas están formadas por cadenas de aminoácidos. Éstas se incorporan a nuestro organismo a través de los alimentos que ingerimos. Los músculos son una de las partes de nuestro cuerpo que más energía requieren, pero igualmente son los que más calor generan.

Por este motivo es tan importante cuidar nuestra dieta y la salud de nuestros músculos, para así mantener una buena calidad de vida, pudiendo llevar a cabo con éxito todas las acciones que se requieren en la vida cotidiana.

¿Y por qué se debilitan nuestros músculos?

Como acabamos de ver, mantener un buen tono muscular es esencial. Sobre todo nuestro “core”, que es la parte encargada de ofrecer sujeción a la columna. Aunque no siempre es fácil. Estar alejados del sofá y mantener una vida activa es sólo un paso de los que debemos dar para conservar un buen estado de salud. Pero a esto se une el transcurso de los años. Con el tiempo, el tejido se desgasta, y el tamaño de los músculos se reduce. Por ello, debemos de adoptar, además, otras medidas para conseguir que nuestros músculos estén en forma.

¿Qué hacer para luchar contra este proceso natural?

Como se decía en líneas anteriores, tanto la dieta como el ejercicio físico son esenciales para aumentar tu masa muscular de forma saludable. Si estás un poco perdido en el tipo de ejercicios que podrías realizar para ello, te recomendamos acudir a un profesional. Te orientará en el proceso de forma personalizada. Sin duda maximizarás tu esfuerzo y conseguirás tus objetivos de manera saludable. En cuanto a la alimentación, igualmente os debe de orientar un profesional. Pero hay que destacar que, alimentos como el atún o el huevo, te pueden ayudar sin aportar un exceso de calorías.

Estos hábitos saludables pueden apoyarse con complementos alimenticios que aportan lo necesario para mejorar la salud de tus músculos. Las proteínas (como el colágeno) y el magnesio, son esenciales para mejorar el funcionamiento de tus músculos, así como tonificar y mejorar la fuerza.

En el mercado existen diferentes complementos alimenticios que pueden ofrecerte estos beneficios, pero es necesario apostar por aquellos cuyos resultados han sido testados científicamente. Como es el caso de bio3 Colágeno Forte, enriquecido con ácido hialurónico, magnesio y vitaminas. Gracias a su exclusiva fórmula testada por atletas de alto rendimiento, nos asegura una mayor elasticidad, menor desgaste y mayor densidad en nuestros músculos. 

 

mujer atleta corriendo con imagen de producto colágeno forte de bio3

Te ha gustado?...haz un comentario