¿Has realizado ya tu balance anual para ver qué quieres cambiar en este nuevo año? Tanto si la respuesta es positiva como negativa, aún estás a tiempo de comenzar con las pequeñas prácticas que te mostramos en el post de hoy. Son 9 sencillos hábitos que te prepararán para sacar tu mejor versión en este 2017. ¿A qué esperas para llevarlas a cabo?
  • Comienza a ahorrar. Es difícil pensar en ahorrar durante la “cuesta de enero”. Pero comenzar ahorrando el primer mes del año, te ayudará a motivarte a seguir haciéndolo durante el resto de meses, por muy pequeña que sea la cantidad ahorrada. ¡Nunca se sabe cuándo vendrá un imprevisto!
  • Busca un hobby que te haga feliz. Aunque alguna vez lo necesites de verdad, de poco te va a servir pasar en el sofá todo el domingo. Buscar actividades que te gusten y que además te aporten algo es la mejor manera de sacar partido a tu tiempo libre. Aprender a tocar el instrumento que siempre quisiste tocar es una fantástica forma de empezar.
  • ¡Conéctate con tu entorno! Pasar tiempo con las personas que más quieres o conocer gente nueva te reconfortará y aprenderás más de lo que imaginas. Un magnífico ejemplo de ello es hacerse voluntario.
  • ¡Cuídate! Aunque seguro que no es el primer año que comienzas con este propósito para año nuevo, el cuidarte más desde enero te ayudará a conseguir una salud de hierro antes de terminar el año. Dieta equilibrada, ejercicio físico y beber agua son los 3 pilares principales de una vida sana.
  • Descansa correctamente. Es importante darle la importancia que se merece al descanso. Dormir una media de 8 horas será esencial para conseguirlo.
  • Organiza tu tiempo. Utiliza listas, aplicaciones en tu smartphone o cualquier otra herramienta que te permita planificar cada día. De esta manera conseguirás terminar las tareas antes y dedicar más tiempo a lo que te gusta.
  • Aprende inglés. Francés, italiano, alemán o cualquier otro idioma que te guste. Además de mejorar tus capacidades profesionales y estar en forma mentalmente, te abrirá las puertas para poder viajar y conocer aquellas ciudades que siempre quisiste visitar. Además, viajar es una experiencia que te permite abrir la mente y conocer otras culturas diferentes, lo que aumenta nuestros conocimientos y tolerancia.
  • ¡Concéntrate! Con el ritmo tan acelerado que llevamos a diario, a veces es difícil tomar consciencia de las situaciones y concentrarnos. Si mejoramos nuestra concentración será más fácil hacer frente al gran número de tareas a las que tenemos que hacer frente cada día, reduciendo el tiempo empleado y el estrés. Puedes utilizar técnicas de meditación para conseguirlo.
  • ¡No lo dejes para después! Si no nos ponemos manos a la obra, de nada sirve nuestra intención de cambiar. Es necesario arrancar y “tomar inercia”. Y para ello el mejor momento es… ¡AHORA!

Una vez hayas comenzado a realizar las acciones que te llevarán a conseguir tus propósitos de año nuevo, la mejor manera de continuar es siendo constante. En menos de lo que te imaginas, tus acciones se convertirán en hábitos, y cada vez te costará menos seguir tu nueva rutina.

Te ha gustado?...haz un comentario