¿Te sientes más triste en invierno? ¿Crees que el tener menos horas de luz al día puede afectar a tu estado de ánimo? Como bien se refleja en las estadísticas, esto estaría relacionado. En los países donde existen menos horas de luz, por ejemplo los países nórdicos, sufren un mayor número de casos de depresión, y mantienen una alta tasa de suicidios.

Desde el punto de vista biológico, es totalmente normal tener un bajo estado de ánimo durante el invierno. En estos días, donde la falta de luz se hace más patente, nuestro organismo produce más melatonina. Ésta favorece el sueño, por lo que estaremos mucho más apáticos. Además, a esto se une la menor producción de serotonina, neurotransmisor que favorece un mejor estado de ánimo.

Para evitar sufrir trastornos más complejos, y animarnos durante los meses de invierno, es esencial seguir los siguientes consejos, que mejorarán tu salud y bienestar:

  • Seguir con tu ritmo normal. Parece una cuestión obvia, pero durante estos meses nuestra vida social disminuye. Salimos menos a la calle y nos relacionamos menos con amigos y familiares. Por ello, la norma número uno es aprovechar cada momento de ocio y no relajarnos en casa. Esto nos ayudará a seguir viviendo experiencias y sentirnos más felices.
  • Practicar deporte. Seguir practicando nuestro deporte favorito a pesar del mal tiempo, reforzará nuestra autoestima, gracias a nuestro esfuerzo y constancia. Además, hacer ejercicio incrementa los niveles de las 3 hormonas asociadas a la felicidad. Éstas serían la serotonina, endorfina y dopamina.
  • Toma alimentos con vitamina D. Esta vitamina está estrechamente relacionada con nuestro estado de ánimo. Los expertos han demostrado que interviene en la síntesis de la dopamina y serotonina, por lo que es esencial mantener un buen nivel de esta vitamina. Unos minutos cada día al sol también nos ayudará a regular los niveles de vitamina D en nuestro organismo.
  • Ajustar el horario. Es muy importante durante estos meses ajustar nuestro horario de forma que nos acostemos y nos levantemos antes. Aunque estos cambios cuestan, sobre todo al principio, luego nos permitirán aprovechar más las horas de luz, incrementando nuestro descanso y reduciendo el mal humor.

Te ha gustado?...haz un comentario