Este fin de semana, a las 2:00 horas de la madrugada del domingo, tendremos que adelantar nuestros relojes hasta las 3:00 horas. Lo que significa que disfrutaremos de una hora menos de sueño, además de experimentar los cambios de luz de una forma brusca de un día para otro. Este cambio, en principio no debe causar demasiadas alteraciones a la población en general. Pero, aun así, los expertos recomiendan prepararnos para el cambio de hora durante los días previos.

60 minutos son los que “perdemos” en este cambio. Una cifra que parece no tener relevancia para algunos, y que puede ser muy desconcertante para otros. En general, cuando sufrimos este cambio, solemos experimentar alteraciones en el sueño y de nuestro estado de ánimo. También es habitual padecer desequilibrios en nuestros hábitos alimenticios. Pero esto no debe trascender más allá de los primeros días tras la modificación. En caso de que dieran lugar a una alteración más importante y duradera en el tiempo, se debería de consultar con un especialista para identificar la razón que lo ha provocado, más allá del cambio de hora.

Dentro del colectivo que más sensible es a esta situación, estarían sobre todo los niños y las personas mayores. Esto ocurre principalmente porque son los que más interiorizados tienen los horarios para planificar su día a día, como por ejemplo los horarios de las comidas o el paseo de la tarde. Por ello, es necesario, sobre todo en este colectivo y en aquellas personas que se vean más afectadas, el realizar pequeños cambios durante los días previos a este fin de semana. Dentro de estas recomendaciones estarían:

  1. No modificar los hábitos durante estos días, sobre todo los relacionados con la alimentación
  2. En caso de dormir siesta, estos días deberemos de evitarla
  3. Comenzar a practicar ejecicio físico moderado o caminar (en caso de que no se esté realizando ya)
  4. No consumir alcohol
  5. Irse a la dormir un poco antes de la hora habitual

Para facilitar el sueño durante estos días, y que el cambio de hora sea más llevadero, plantas como la valeriana, melissa o passiflora, te ayudarán a relajarte y conciliar un sueño reparador de forma natural.

Te ha gustado?...haz un comentario