Quizás no prestemos la atención necesaria para cuidar la salud de este órgano. Pero es importante conocer bien cuál es su función para darnos cuenta de que es vital en nuestro cuerpo. Principalmente, nuestros riñones son los encargados de mantener la sangre “limpia”, filtrándola y eliminando los desechos que nuestro propio cuerpo genera. Si no los cuidamos, puede dar lugar a enfermedades como la ERC (Enfermedad Renal Crónica).

El número de personas que están afectadas por esta enfermedad ha ascendido un 20% en los últimos diez años, alcanzando ya a más de 4 millones de personas en España. Aunque el envejecimiento de la población influye en este porcentaje, lo cierto es que existen otros factores determinantes como son el aumento de la obesidad y de malos hábitos.

Si quieres mejorar la salud de tus riñones deberías poner en práctica los siguientes consejos:

  1. Utilizar sal en tus comidas pero en su justa medida
  2. No fumar ni consumir bebidas alcohólicas
  3. Bebe agua. Es necesario para producir orina suficiente para poder eliminar las impurezas y desechos del organismo. Si no te apetece beber agua, puedes probar bebidas naturales elaboradas con agua como las infusiones.
  4. Llevar una dieta equilibrada, alternando pescado y legumbres, utilizando aceite de oliva y tomando varias piezas de fruta al día. Igualmente es recomendable evitar en la medida de lo posible consumir alimentos procesados.
  5. Es muy importante llevar una vida activa, practicando deporte varias veces por semana. El sedentarismo es uno de los principales enemigos de tus riñones.
  6. Controlar los niveles de diabetes e hipertensión.
  7. Reducir el consumo de medicamentos que puedan tener consecuencias para la función renal. Un ejemplo de ellos son los antiinflamatorios.
  8. Tomar infusiones de cola de caballo. Esta planta ayudará a controlar la aparición de cálculos renales, así como reducir la retención de líquidos e infecciones urinarias. Si ya se padece alguna alteración en el riñón, es recomendable consultar con el médico para que pueda ayudar en su diagnóstico y tratamiento.

De entre las causas que provocan problemas renales, hay que destacar la obesidad. Ésta afecta directamente al funcionamiento del riñón, al poner una alta carga que no puede gestionar correctamente. Pero incluso indirectamente también tiene sus consecuencias. Esto ocurre porque al sufrir obesidad, pueden aparecer la diabetes y la hipertensión, afectando al riñón.

Te ha gustado?...haz un comentario