Seguro que más de una vez has sufrido esa sensación tan molesta de tener los oídos taponados. Con el comienzo de la primavera, donde el tiempo meteorológico es bastante inestable, suele suceder con frecuencia el taponamiento del canal auditivo (primeros baños en la playa, fuerte viento, cambio de temperaturas…). También una excesiva producción de cera o su acumulación, son determinantes a la hora de taponarse nuestros oídos. Si lo estás sufriendo o quieres saber cómo destaponar tus oídos en caso de que te ocurra, te mostramos 4 remedios caseros para eliminar este problema de forma natural.
  • Infusión de Manzanilla. Son conocidos por todos los numerosos beneficios que tiene esta popular planta para nuestra salud. Si tus oídos se taponan frecuentemente, la manzanilla puede ayudarte. Para ello debes prepararla en infusión y dejar unos minutos en reposo para que se enfríe. Posteriormente y, ayudados por un algodón, podemos proceder a lavar el oído con precaución. En pocos minutos sentiremos alivio.
  • Baño de vapor. Si además de tener tus oídos taponados también tienes tu nariz (por ejemplo a causa de las alergias primaverales), puedes utilizar vapor de agua para mejorar. Prepararemos agua hirviendo con un poco de hojas de eucalipto. Cuando comience a salir el vaho, acerca la cabeza para respirarlo y pon una toalla detrás de tu cabeza para aprovecharlo al máximo. Repite el proceso varias veces hasta que notes que la descongestión comienza a desaparecer.
  • Aceite de oliva. Este aceite es muy recomendable para ablandar el cerumen y así facilitar su evacuación. Sólo basta con calentar levemente el aceite y, mediante un gotero, echar unas gotas en el oído afectado.
  • Vinagre de manzana. Es muy útil para descongestionar los oídos cuando se taponan por culpa de infecciones bacterianas. Debes echar unas gotas en el oído afectado para reducir la infección.

Te ha gustado?...haz un comentario