Si sufres a menudo inflamación y pesadez, además de acumulación de gases, quizás debas modificar ciertos hábitos que te pueden estar perjudicando. No descansar lo suficiente, una mala alimentación o un estilo de vida sometido a estrés tienen mucho que decir en esto. Pero existen también otros hábitos que pueden pasar desapercibidos e igualmente te provocan gases. Como por ejemplo comer demasiado rápido, masticar chicle o no seguir una dieta rica en fibra. También puede deberse a intolerancias alimenticias o trastornos como Colón Irritable o la Enfermedad de Crohn. Pero sin duda, una de las causas más habituales es ingerir alimentos que favorecen la aparición de flatulencias. Aquí os mostramos una lista de los más destacados:
  • Manzana. Es una de las frutas más recomendadas en una dieta saludable debido a su gran aporte nutricional y su poco aporte calórico. Pero su alto contenido en fructosa y sorbitol puede provocar flatulencias. Al ser una fruta muy beneficiosa para nuestra salud, no es necesario dejar de consumirla, pero sí hacerlo con moderación.
  • Comida frita o empanada. Al preparar nuestros alimentos de esta manera, haremos que nuestra comida sea más difícil de digerir, lo que provoca digestiones más pesadas.
  • Sal. Algo parecido ocurre cuando abusamos de la sal a la hora de cocinar nuestros alimentos. Esto hará que retengamos líquidos y nos sintamos más hinchados.
  • Zumo. Aquellos zumos de fruta con contenido en azúcar también colaboran en la generación de gases.
  • Bebidas alcohólicas y café.
  • Coliflor, col y alcachofas. Debido al contenido en rafinosa, nuestro organismo no las digiere por completo, lo que da lugar a la aparición de gases. Esto ocurre también con las legumbres.

Si sufrimos una excesiva acumulación de gases, lo más recomendable es buscar qué los produce. Mejorar nuestra alimentación y conseguir una flora intestinal saludable nos ayudará a evitar estos trastornos.

Bio3 Vientre Plano, gracias a su exclusiva combinación a base de probióticos, fibras prebióticas e hinojo, regenera el equilibrio de tu flora intestinal y evita la aparición de problemas intestinales como exceso de gases, pesadez y estreñimiento.

Te ha gustado?...haz un comentario