Mucho se ha hablado en los últimos años sobre la leche de vaca. Existen argumentos en contra de tomar este producto diariamente y otros muchos a favor de su consumo. Si quieres conocer qué hay de verdad en todo esto, a continuación desmontamos 5 mitos sobre el consumo de leche.
  1. Solo somos capaces de digerir la leche durante la infancia. FALSO. De hecho, somos la única especie capaz de tomar leche durante la edad adulta. Esto se debe a que el ser humano ha logrado mutar para producir lactasa (enzima que permite descomponer la lactosa para poder digerirla) más allá de los primeros años de vida.
  2. No todo el mundo es capaz de digerir bien la lactosa. CORRECTO. Aunque el ser humano tome leche en edad adulta, no todos hemos “heredado” la mutación que hemos comentado antes. De hecho, más de la mitad de la población mundial no es capaz de digerir bien la leche, según un estudio realizado por la revista NATURE.
  3. La leche contiene antibióticos y hormonas. FALSO. Según afirma la Federación Nacional de Industrias Lácteas, aunque se utilizaran antibióticos para la prevención de infecciones mamarias en la vaca, los procesos que se llevan a cabo de pasteurización y esterilización UHT terminarían con cualquier microorganismo patógeno, incluyendo a hormonas y antibióticos.
  4. Si eres adulto no deberías de consumir leche entera. FALSO. La diferencia entre leche entera, semi o desnatada es la cantidad de grasa que contiene. Por tanto deberás de prestar atención al tipo de dieta que sigues, para añadir más cantidad de grasa o no. Ya que la grasa es necesaria pero con moderación.
  5. Ser intolerante a la lactosa es lo mismo que tener alergia a la proteína de la leche. FALSO. De hecho no tiene nada que ver una cuestión con la otra. Ser alérgico provoca síntomas inmediatos como diarrea, asma o vómitos, debido a la respuesta del sistema inmunitario ante la presencia de la leche de vaca. Sólo un 2% de la población sufre este trastorno.

Como veis, existen ciertas creencias sobre el consumo de leche que no son verdaderas. En cualquier caso, tomar leche de vaca nos proporciona una gran cantidad de calcio, proteínas y grasas, cuyo consumo diario es recomendado por los especialistas, dentro de una dieta equilibrada.

Y tú, ¿qué opinas sobre el consumo de leche de vaca? ¿Consumes a diario?

Te ha gustado?...haz un comentario