Muchas son las afirmaciones que se han dado en relación al consumo de fruta. Unas a favor de hacerlo antes de comer, otras después, o incluso evitar tomarla para cenar. Lo que sí debemos de tener en cuenta, según la OMS (Organización Mundial de la Salud), es que 400 gramos de fruta y verdura son suficientes para evitar la muerte de 1,7 millones de vidas cada año. Por ello, es de vital importancia prestar atención a esto y consumir al menos 3 piezas de fruta diariamente.

En referencia al mejor momento para hacerlo, las últimas declaraciones de los expertos señalan que, no es necesario prestar atención al momento del día sino más bien a la dieta que estemos siguiendo, intentando que sea lo más equilibrada posible. Por ello, se puede combinar perfectamente una pieza de fruta con otros alimentos como cereales o ensalada, sin que ello suponga ningún inconveniente para nuestra salud.

Tampoco tiene ningún impacto en nuestro peso el tomar la fruta a determinadas horas, ya que las calorías no varían en un momento u otro. Lo que sí que es necesario saber es que, si tomamos fruta antes de comer, nos saciará, para que durante la comida tengamos menos hambre.

Tomar fruta por la noche, tampoco supone ningún problema para nuestra salud o peso, siempre y cuando se acompañe de una cena equilibrada. Lo que no es recomendable es tomar sólo fruta para cenar, ya que estaríamos aportando a nuestro organismo sólo azúcares simples, olvidando otros macronutrientes tan necesarios como las proteínas o las grasas.

Recuerda que la fruta es importante para cualquier persona, ya sean niños o adultos, y muy interesante para personas con diabetes. Su contenido en fibra hace que los azúcares simples que nos aportan se absorban más lentamente, controlando nuestro índice glucémico.

Te ha gustado?...haz un comentario