Independientemente de la edad que tengamos, siempre podemos sufrir molestias en nuestras rodillas. En muchas ocasiones comienzan por un leve dolor. Pero es necesario prestar atención y averiguar qué nos ha podido causar esa molestia. De no hacerlo, estaremos aumentando las probabilidades de que, en un futuro, estemos más limitados, ya que la rodilla es una articulación de carga, y a más dolor menor será su movilidad. En el post de hoy os mostramos las causas más comunes y 4 remedios para reducir las molestias.

Aunque el dolor en las rodillas puede aparecer de un momento a otro, lo más habitual es que se deba a una lesión que acabamos de sufrir por diferentes motivos, como por ejemplo tras un golpe. Igualmente, una sobrecarga en esta articulación tras una actividad física intensa, realizar una postura inadecuada, el propio desgaste sufrido por la edad, o tener antecedentes familiares con artritis podrían también provocarnos molestias. Otro de los motivos más habituales en la sociedad en la que vivimos, es sufrir molestias debido al sobrepeso. Es importante conocer qué nos ocurre para poder saber cómo reducir sus síntomas. A continuación os mostramos los 4 remedios más efectivos para luchar contra las molestias en las rodillas:

  • Reposo. Aunque pueda parecer algo obvio, si se quiere mejorar el estado de salud de nuestra rodilla, se debe permanecer en reposo cuando suframos algún pico de dolor. En caso de ser un dolor crónico, se debe de realizar la actividad física que esté adaptada a la capacidad de resistencia de la persona afectada
  • Ejercicio físico con moderación. Es conveniente ser responsables y saber que la rodilla se desgasta con el uso y la edad, por lo que debemos de darle el trato adecuado para mantener una buena salud a lo largo de nuestra vida. En muchas ocasiones, se realizan actividades físicas intensas sin la preparación adecuada. Por ejemplo, muchas personas se presentan a un maratón sin realizar el entrenamiento necesario para ello, lo que da lugar a un mal uso de nuestras articulaciones y a un desgaste innecesario
  • Colágeno. Añadir colágeno a nuestra dieta desde una edad joven, nos permite cuidar la salud de nuestras articulaciones para que permanezcan en un buen estado de forma. Con ello estaremos preparados ante posibles lesiones o actividades físicas intensas que podamos llevar a cabo. Es importante conocer que el colágeno es una proteína difícil de asimilar por nuestro organismo, en su estado natural, por lo que necesita ser “preparada” para ser digerida fácilmente. Esto se puede conseguir a través de complementos alimenticios que podemos encontrar en el mercado a base de colágeno hidrolizado de alta absorción, como bio3 Colágeno Forte, con Peptan, colágeno líder a nivel mundial por sus resultados comprobados científicamente.
  • Frío. Si sufrimos una inflamación, la medida más inmediata y recomendable es aplicar frío en la zona afectada, en este caso en la rodilla. El frío actuará como calmante en dicha zona. Posteriormente, para facilitar su recuperación, se podrá inmovilizar la zona, utilizando rodilleras, por ejemplo.

Si sueles sufrir dolor en tus articulaciones, y quieres conocer más información sobre cómo bio3 Colágeno Forte puede ayudarte, puedes entrar en www.bio3.es o escribir a info@bio3.es para consultarnos.

Recuerde que bio3 Colágeno Forte está disponible en su farmacia y en www.bio3.es. 

Te ha gustado?...haz un comentario