El verano es uno de los momentos más esperados de todo el año por la mayoría de nosotros, ya que nos permite disfrutar de un merecido período vacacional. Pero estos días de descanso, también vienen acompañados de altas temperaturas. Esto hace que podamos disfrutar de más actividades al aire libre, como disfrutar de un día de playa. Pero también hace que nuestra circulación se resienta, y suframos molestias como hinchazón o pesadez en nuestras piernas. Si, además, tenemos varices, esto se agrava. Si quieres reducir estos síntomas, presta atención a los siguientes consejos, ¡te gustarán!
  • ¡Muévete! Es habitual que en verano aumenten el número de desplazamientos, ya sea en coche, autobús, tren… Por ello, es importante, evitar permanecer demasiado tiempo sentados en la misma posición. Procura moverte mínimo cada dos horas de viaje, para estirarte y facilitar tu circulación. También debes evitar cruzas las piernas cuando permanezcas sentado, ya que esto dificultará el tener una buena circulación.
  • ¡Hidrátate! Si quieres evitar retener líquidos, debes beber agua, al menos 2 litros cada día. Pero la hidratación también hay que cuidarla a nivel externo, aplicando productos para mantener tu piel hidratada.
  • ¡Sigue una dieta rica en fibra! Y baja en sal. Esto mejorará automáticamente tu circulación.
  • ¡Mima tus piernas! Si quieres reducir la sensación de pesadez, masajea tus piernas, con movimientos circulares, desde el tobillo hacia arriba. También puedes darte una ducha con agua fría y después caliente, repitiendo varias veces. Este cambio de temperatura estimulará la circulación en tus piernas y te relajará.
  • ¡Toma ajo! Este alimento es un anticoagulante natural que te ayudará a mejorar tu circulación.

Te ha gustado?...haz un comentario