Cuando sufrimos picor en nuestra piel, puede deberse a muchas razones. Sin duda es muy molesto, pero si se mantiene en el tiempo es importante vigilar el motivo que lo causa, ya que tu piel te podría estar avisando de algún problema más grave de salud. Si quieres conocer cuáles son las causas más habituales y cómo tratarlas, sigue leyendo este post.

Las causas más habituales que no implican una enfermedad más grave:

  • Enfermedades cutáneas como dermatitis atópica
  • Alergia solar
  • Exposición a agentes contaminantes o sustancias tóxicas
  • Picaduras
  • Reacciones alérgicas, tanto por contacto como por ingerir algún alimento
  • Hongos

Causas del picor que pueden dar indicios de una enfermedad grave:

  • Enfermedades hepáticas
  • Anemia
  • Infecciones por parásitos
  • Algunos tipos de cáncer como la leucemia

Según las causas que acabamos de ver, el tratar el picor dependerá directamente de cuál de ellas lo esté provocando. Pero existen unas recomendaciones generales a tener en cuenta y que te ayudarán a reducir el picor:

  • Evita rascar la zona donde reside el picor, sólo agravará la situación
  • Aplica frío 
  • Lava la zona con jabón neutro
  • Hidrata la piel y evita tomar alcohol porque provoca deshidratación
  • Evita la exposición prolongada al sol
  • Evita los alimentos picantes

Si sufres picor alguna vez no debe entrañar ninguna gravedad. Pero si se mantiene en el tiempo, debes consultar con un especialista para determinar la causa, ya que puede ser un indicador de una enfermedad grave.

Te ha gustado?...haz un comentario