Todos conocemos los beneficios que tiene tomar el sol para nuestro organismo. Entre ellos está su aporte de vitamina D, tan saludable para nuestros huesos. Pero también sabemos que, si nos exponemos en exceso a los rayos solares, sobre todo durante los meses de verano, y sin protección, puede causarnos diversos problemas en nuestra piel. Por ello es necesario, además de utilizar crema solar, el comprobar que está en perfectas condiciones.

Seguro que con la llegada del verano, has encontrado por casa las cremas solares que utilizaste la temporada pasada. Pero dudas si podrás utilizarlas o no. Debes saber que, los productos cosméticos que tienen una caducidad mayor a 30 meses, no están obligados a indicar fecha de caducidad. Por este motivo, puede ser aún más difícil el identificar si nuestra crema solar está en buenas condiciones o no. Según los expertos, aunque su caducidad sea grande, es necesario identificar el estado de la crema. Si percibimos que ha podido cambiar de color, su olor es más intenso o incluso su tacto se ha modificado, es preferible reemplazarla por otra nueva, ya que habrá perdido efectividad.

De todas formas, la caducidad de estas cremas es elevada, por lo que si se conservan adecuadamente, podrán aguantar en perfectas condiciones. Aquí te dejamos los consejos para poder conservar tu crema solar:

  • Guárdalas en un lugar seco y fresco. No es recomendable dejarlas en el baño.
  • Es muy importante protegerlas del sol.
  • Debe de estar en un lugar donde la temperatura no oscile demasiado, y se mantenga cercana a los 22 grados. 

Te ha gustado?...haz un comentario