Muchos de nosotros, queremos “eliminar” los antiestéticos michelines al llegar los meses de verano. Pero, ¿sólo te beneficia a nivel estético? ¡No! Seguro que te alegrará saber que todo el esfuerzo que has realizado para reducir los michelines, también tiene recompensa para tu salud.

Según la publicación “Circulation”, el reducir tu cintura está directamente relacionado con la reducción del riesgo de problemas cardiovasculares. Concretamente, por cada 10 centímetros menos de cintura, se reduce en un 29% el riesgo. Esto se debe, principalmente, a que la grasa acumulada en dicha zona empeora el funcionamiento de los vasos sanguíneos, por lo que se dificulta la expansión de las arterias.

Otro estudio, realizado por la Clínica Mayo en EE.UU, confirma que tener michelines aumenta la tasa de mortalidad, independientemente de que estemos en nuestro peso “normal”. Por ello, se recomienda, al hacer una dieta de pérdida de peso, no sólo vigilar la báscula, sino que también es necesario hacer un seguimiento de la grasa perdida en nuestra cintura. De hecho, tener una cintura de más de 120cm en hombres y de 100cm en mujeres, duplica la probabilidad de morir a una edad más temprana, que teniendo tallas inferiores a 80 cm (hombres) o 65cm (mujeres).

Por último, otra investigación interesante, realizada en este caso por el Hospital General de Massachusetts, ha demostrado que afecta directamente con enfermedades óseas, como la osteoporosis, provocando un deterioro óseo. Además, la grasa abdominal está relacionada con otros problemas de salud como asma, depresión o pérdida de memoria.

Por todo esto, recuerda, la próxima vez que vayas al gimnasio o practiques deporte que, cuando te esfuerzas por reducir tu nivel de grasa no sólo es por un motivo estético, ¡tu salud te lo agradecerá!

Te ha gustado?...haz un comentario