Puede que en alguna ocasión hayas escuchado hablar de la parafina. Quizás porque ha sido utilizada tradicionalmente en la fabricación de velas o en la industria alimentaria. Pero, en los últimos tiempos, se está extendiendo su uso en el sector del bienestar, debido a sus magníficas propiedades. La parafina está compuesta por hidrocarburos que provienen del petróleo y el carbón. Éstos se convierten en aceite mineral que es el que se utiliza para mejorar nuestra belleza y bienestar. ¿Quieres conocer cómo te puede ayudar la parafina? Aquí los 4 beneficios más destacados.
  • Fisioterapia. Gracias a sus propiedades, ayuda a reducir el dolor muscular y articular. Por ello, es utilizado en diversos tratamientos de fisioterapia y rehabilitación en multitud de afecciones como tendinitis o artrosis.
  • Cuidado de la piel. Es un remedio muy recomendable para el cuidado de nuestra piel. Permite reducir la sequedad y le ayuda a abrir los poros, recuperando su suavidad.
  • Peso. Es una herramienta muy útil para luchar contra la grasa que se acumula en determinadas partes de nuestro cuerpo y que es más difícil de eliminar.
  • Cuidado de manos y pies. Aplicar parafina en tus manos y pies, es un excelente complemento para prepararlos antes de proceder al esmaltado, y de esta manera optimizar resultados.

Te ha gustado?...haz un comentario