Con la llegada del mal tiempo, seguro que te apetece más tomar un buen plato de legumbres. Su origen es vegetal, y forman parte de la base de nuestra pirámide nutricional. Por ello, y como parte de una dieta equilibrada, es importante comerlas al menos 2 veces por semana. ¿Te gustaría conocer qué propiedades te aportan? Si es así, por favor, sigue leyendo este interesante post.
  • Contienen minerales. En las legumbres podemos encontrar magnesio, zinc, calcio o potasio, entre otros. Estos minerales son muy beneficiosos para nuestra salud. Pero, es necesario saber que no están directamente disponibles para nuestro organismo. Si queremos aprovecharlos, es necesario poner en remojo las legumbres. De esta manera, evitaremos que componentes como los fitatos, hagan su función, favoreciendo la absorción de los minerales. Por otro lado, tomar legumbres con alimentos ricos en vitamina C, ayudan a la absorción de minerales como el hierro y el zinc.
  • Bajas en grasa. Si te gustan las legumbres, debes saber que comerlas es totalmente compatible con dietas hipocalóricas, ya que su contenido en grasa es mínimo.
  • Fuente de energía. Por su alto contenido en hidratos de carbono de absorción lenta, son ideales para aportar energía sin alterar los niveles de glucosa en sangre.
  • Ricas en vitaminas. Aportan numerosas vitaminas muy beneficiosas para la salud, como las vitaminas A, E, B1, B2, B3 o B12.
  • Aporte de fibra. Por último, pero no por ello menos importante, las legumbres son muy conocidas por su aporte de fibra. Esto favorece el tránsito intestinal, disminuye la sensación de hambre y lucha contra el estreñimiento.

¿Aún no te apetece comer legumbres? Recuerda que puedes preparar las legumbres de muchas maneras diferentes que se alejan de las recetas más “tradicionales”. ¿Has probado alguna vez una hamburguesa de lentejas, una crema de alubias o un salteado de garbanzos con espinacas? Sin duda, recetas originales que te ayudarán a comer estos nutritivos alimentos.

Te ha gustado?...haz un comentario