¿Sabías que 3 de cada 4 runners están lesionados? Este impactante dato demuestra la importancia de prestar atención a la manera en la que practicamos este deporte. No controlar la postura al correr o unas zapatillas inadecuadas pueden desembocar en lesiones que se podrían evitar con una planificación previa.

Y, ¿cómo puedo saber si lo estoy haciendo correctamente? Para ello existen una serie de pruebas que te pueden realizar en un estudio de la pisada. Comprobarán cómo funciona tu cuerpo al correr y te indicarán el tipo de pisada que realizas. Una vez conozcas esta información, podrás comprar las zapatillas que más se adapten a tu estilo de pisada, evitando posibles lesiones.

Si llevas tiempo corriendo con tus zapatillas sin saber si se adaptan o no a ti, puedes poner en práctica los siguientes consejos para evitar las lesiones más comunes que se suelen producir.

  1. Controla la postura que utilizas al correr. Ser consciente de tu posición es vital para practicar este deporte con seguridad. Es recomendable mantener una alineación corporal para así facilitar la zancada.
  2. Por otro lado, también es muy importante correr sin llegar a tu máximo. Evitarás estar fatigado y facilitas la oxigenación. 
  3. Otro de los puntos clave es trabajar la técnica de carrera. No basta con salir a correr. Es necesario realizar ejercicios, varias veces por semana, que te ayuden a mejorar tu técnica, como por ejemplo ejercicios de multisaltos. 

Te ha gustado?...haz un comentario