Si sueles sufrir dolor en tus articulaciones, seguro que más de una vez, has notado mayor dolor en días con mal tiempo. Hasta ahora, la creencia popular sobre este tema era que, efectivamente, en aquellos días donde la meteorología no es agradable, tenemos un mayor dolor articular. Pero, ¿realmente esto es cierto?

Expertos de la Universidad de Harvard, han querido dar respuesta a esta pregunta. Pero esta vez desde un punto de vista diferente. En anteriores investigaciones realizadas en esta área, se utilizaban pacientes. Pero, en esta ocasión, se ha querido ofrecer resultados más objetivos. Por lo que han prescindido de la participación de personas para centrarse en el análisis de datos. Por un lado, han analizado las visitas que se habían recibido en un centro de atención primaria con personas que tuvieran dolor de articulaciones. Y, por otro lado, han analizado los datos referentes a los días en los que se habían producido precipitaciones.

El número de datos que comprobaron era muy grande. Sin embargo, no apreciaron ninguna correlación entre el dolor articular y el mal tiempo. El número de visitas en días lluviosos y en días secos era similar. Y si esto es así, ¿por qué sentimos más dolor en días con mal tiempo?

Según una de las responsables del proyecto, el origen podría estar en nuestro cerebro. Éste, tiene una gran habilidad para crear vínculos entre lo que sentimos y la situación que nos rodea. Por ello, si en un día lluvioso, nos duele la rodilla y culpamos a la lluvia de ello, nuestro cerebro crea esta relación negativa entre dolor y mal tiempo.

Es cierto que este estudio está limitado a la lluvia, pero no por ello tiene menor relevancia. Los datos arrojados son contundentes. No existe relación significativa entre ambos sucesos. Según los expertos que han llevado a cabo este estudio, el dolor que sentimos se produce por una cuestión interna, independientemente de que llueva o no.

Por ello, al no ser un suceso estacional, es importante cuidar de la salud de las articulaciones durante todo el año. En el mercado, existen productos naturales que nos ayudan a tratar patologías articulares. Este es el caso de bio3 ArtroStop, que gracias a su innovadora fórmula, compuesta por OVOMET, Harpagofito, Glucosamina, Condroitina, Manganeso y Vitamina C, favorece el alivio de la inflamación, dolor y rigidez articular. ¡Descúbrelo en www.bio3.es!

ARTROSTOP

Te ha gustado?...haz un comentario