Richard Wiseman, profesor de la Universidad de Hertfordshire, se planteaba cómo algunas personas decían “tener más suerte” y otras no. Para ello, puso en marcha una serie de experimentos sencillos para determinar si existía algún punto en común. Contó con la colaboración de un grupo de personas que participaron en dichas pruebas. ¿Queréis conocer los resultados?

La primera de las pruebas, la cual marcaría el rumbo de la investigación, fue pedirles que contaran las imágenes que veían en un periódico que les dio. Dentro de este periódico, habia un anuncio. Éste indicaba que, si decían al investigador que habían visto dicho anuncio, ganaban 250 libras directamente, sin necesidad de seguir contando. Algunos de los participantes, tras ver ese anuncio pararon de contar, y se consideraron “personas con suerte” al encontrarlo. Sin embargo, otros muchos prefirieron seguir haciéndolo, y no decir nada sobre lo que habían visto. En este caso era sencillo, tan sólo bastaba con indicar que habías visto el mensaje, y poder disfrutar de tu recompensa. Este comportamiento, indica claramente que no todo el mundo está abierta a las oportunidades que les rodean. Por ello, la clave para “atraer” a la suerte es la actitud.

Estas son las 4 claves, según R. Wiseman, para tener más suerte:

  1. Convierte lo malo en bueno. Es muy importante mirar los errores con positividad y aprender de ellos.
  2. Haz caso a tus corazonadas. Dentro del estómago, tenemos un “segundo cerebro*”. ¡Escúchalo cuando tomes decisiones!
  3. Di sí a las nuevas experiencias. No es recomendable querer tener el control de todo, ya que te llevará a un estado de ansiedad que no te aportará nada positivo. Abrirte a nuevas experiencias que se presenten en tu vida te ayudará a “tener” más suerte.
  4. Piensa positivo. Aunque la situación que se presente no sea del todo favorable, tu interpretación siempre ayudará. Por ello es importante utilizar siempre un prisma positivo a la hora de enfocar los problemas que aparezcan.

Como vemos, tener suerte, depende de cómo interpretemos nosotros la situación. Y nuestra actitud es clave en ello.

¿Sabías que tienes un segundo cerebro en tu estómago?

Te ha gustado?...haz un comentario